Clínicas privadas advierten que no practicarán abortos

Sociales

Algunos centros médicos del país difundieron un comunicado. En Salta, médicos se convocaron para protestar en contra del aborto frente al Materno Infantil.
Un grupo de clínicas privadas de Argentina firmaron un comunicado conjunto en el que advirtieron que no practicarán abortos y reclamaron que una eventual ley en ese sentido debe incluir tanto la objeción de conciencia de los profesionales médicos como la institucional.

El documento, difundido luego que este 14 de junio la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de la ley del aborto, fue suscrito por las clínicas San Juan de Dios, San Camilo, Bazterriza, Santa Isabel, Del Sol, Fleni, Austral y Mater Dei, y luego se sumaron el Hospital Privado Universitario de Córdoba y el Instituto Médico Simes de Posadas, Misiones.

“Las instituciones de salud, creadas y llevadas adelante por personas que persiguen un bien compartido bajo valores comunes, también queremos elegir cómo curar y cuidar a los argentinos con la libertad que hemos tenido hasta ahora y no ser coartados por ley que explícitamente dice: ‘Queda prohibida la objeción de conciencia e ideario institucional’”, advirtieron las clínicas privadas.

“Abogamos por una legislación que respete la objeción de conciencia individual e institucional, que respete la libertad de pensar y de creer, de asociarse y de trabajar, de cuidar y de curar, de salvar y de sanar, sin que se corra el riesgo de prisión, de inhabilitación o de clausura por actuar de acuerdo a su propia conciencia e ideario”, sostuvieron.

En tanto, el Hospital Privado Universitario de Córdoba alertó que “el proyecto prevé que el incumplimiento pueda derivar en condenas severas de cárcel para los directivos y remite expresamente a normas que establecen el cierre o clausura temporal o definitiva del establecimiento de salud”.

“Abogamos por una legislación que respete la objeción de conciencia individual e institucional, que respete la libertad de pensar y de creer, de asociarse y de trabajar, de cuidar y de curar, de salvar y de sanar, sin que se corra el riesgo de prisión, de inhabilitación o de clausura por actuar de acuerdo a su propia conciencia e ideario”, sostuvo.

Por su parte, el Instituto Médico Simes, de Posadas, se preguntó: ¿Quieren que rompamos nuestro juramento hipócratico? ¿Quieren que deshonremos a nuestro padre? ¿Qué internemos al lado de una madre que está en riesgo de perder su hijo, angustiada, a otra que quiere perder al suyo voluntariamente? ¿Por desinformación?”

“¡No señores senadores, no podemos permitir eso, hay que hacer caso a Dios antes que los hombres, y que la Virgen María, madre de todos los nacidos y los no nacidos nos acompañe!”, concluyó.

El proyecto de ley aprobado el jueves en la Cámara de Diputados, y que ahora deberá debatir el Senado, prohíbe en el artículo 15 la objeción de conciencia institucional, punto que es interpretado como una “inadmisible presión sobre instituciones de salud privadas, sobre todo confesionales”.

Además, prevé que el incumplimiento de lo prescripto puede derivar en penas de prisión.

Manifestación en Salta
A través de las redes sociales circula un comunicado que invita a los profesionales de la salud a manifestarse a favor de salvar vidas. La cita es para el próximo miércoles 20 de junio en la puerta principal del hospital Materno Infantil a las 11 de la mañana.

Según reza el texto, se convoca a todos los profesionales de la salud a manifestar el rechazo al proyecto de ley sobre aborto que nos afecta a todos. Concurrir con guardapolvo blanco o uniformes de trabajo.

Además utilizan la siguiente cita “Para defender la libertad de nuestras profesiones. Siempre al servicio de la vida”.