El saldo de emergencia de las tarjetas de saeta, tendrá intereses ante una demora en la recarga

Locales

La AMT advirtió a los usuarios que si pasan 30 días, se dará intervención a Rentas.En 12 días se iniciaron 811 trámites. Nadie aún pudo viajar sin crédito en la tarjeta.

Un total de 811 usuarios de Saeta solicitaron el saldo de emergencia o saldo negativo que permitirá realizar un viaje sin tener crédito en la tarjeta, según informaron desde la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMT). No obstante, ningún pasajero culminó el trámite para utilizar esta nueva alternativa que se lanzó hace doce días.

Hoy el boleto común cuesta $9,95. Si el usuario que utilizó el sistema SOS de Saeta no carga su tarjeta en siete días, se le aplicará una tasa de interés, afirmó el titular de la AMT, Federico Hanne. Aunque no se precisó cuánto será el porcentaje, aseguró que será alto.

El funcionario agregó que si se pasa los 30 días, se dará intervención a la Dirección de Rentas. Remarcó que se trata de dinero del Tesoro Provincial.

Poco para el total

Desde Saeta informaron que hay alrededor de 500.000 tarjetas azules sin datos de los usuarios. Los tenedores de estos plásticos deberán anotarse a través de internet para usar el pasaje SOS. En el sistema de transporte metropolitano también existen unas 206.000 tarjetas verdes o de otros colores personalizadas. Estas están en manos de estudiantes, jubilados, personas con abono social, que tienen determinada cantidad de viajes sin costo, mientras que las personas con discapacidad no tienen límite. Quienes deseen pueden solicitar el saldo de emergencia.

Para utilizar esta alternativa los usuarios deben ingresar a la página web www.amtsalta .gob.ar. En el sector derecho hay una solapa bordó que dice “Saldo de Emergencia” sobre la que se debe hacer click. Se advierte que el saldo de emergencia puede tener una demora de 48 horas.

Luego aparece un formulario en el que hay que completar los datos personales con el número de tarjeta de Saeta y hacer click en el botón “enviar”. Posteriormente se recibe en el correo electrónico un e-mail con las bases y condiciones y un turno para continuar la operación en las oficinas de la AMT, donde se firmará un contrato aceptando el futuro crédito. Una vez culminado todo el trámite se podrá pagar sin tener saldo en la tarjeta.

Al ser consultado sobre la cantidad de los pasos que hay que hacer, el titular de la AMT, Federico Hanne, respondió: “No hay otra forma de realizar el trámite. En todos los lugares donde se implementa el saldo de emergencia, como Buenos Aires con la tarjeta SUBE, se concretó de modo similar, por más que suene algo complejo para algunas personas. Más allá de que el monto sea chico, se trata de un crédito que se otorga a una persona”.

Notificación

Según Hanne, se busca evitar que, por ejemplo, una persona declare que es otra, pida el saldo y no pague, ya que le generaría una deuda a un inocente usuario que desconoce la situación y que se enterará cuando sea buscado y se le envié una notificación por no pagar.

“Si subo en Santa Ana y voy a la UNSa (Universidad Nacional de Salta) y paso la tarjeta pero solo tengo $3 de carga, se completarán los $7 restantes. Ese es el crédito que otorgará el Estado para ese viaje. Cuando realice una recarga se descontará el monto y se volverá a tener la posibilidad de utilizar el saldo de emergencia”, explicó el funcionario.

“Nuestro objetivo principal es el resguardo del patrimonio del Estado y de los ciudadanos. Por este motivo debemos asegurarnos de que la persona que solicita el saldo de emergencia sea quien dice ser y no un tercero”, remarcó.

Tras la solicitud en internet, el usuario sí o sí debe terminar el trámite en la oficina de AMT. Allí tiene que concurrir con el documento nacional de identidad y la tarjeta de Saeta que será validada.

“No considero que sea un trámite burocrático. Para mí es importante concretarlo de esta forma. No es obligatorio”, apuntó Hanne.

Los precios

En el área metropolitana (capital y municipios aledaños) hay 180 lugares para recargar las tarjetas, aproximadamente. Este número termina siendo muy escaso para la cantidad de usuarios y tarjetas que tienen el sistema.

El precio del boleto, por cierto, subirá el próximo domingo a $10,45. De esa forma finaliza la primera escala de aumentos que se había fijado a principio de año. No obstante, seguirán los incrementos hasta fin de mes. Se sumarán 50 centavos hasta llegar a $12,95 en diciembre. Esto se debe a quita de subsidios del Gobierno nacional.
eltribuno