Ya se habla de un aumento en el precio de la carne

La discusión es tensa a nivel nacional aunque repercutirá en las carnicerías de cada barrio. Entre los empresarios del sector cárnico ya se habla de un aumento de los precios al público. Para cerrar esa posibilidad, el Gobierno decidió restringir las exportaciones: la idea es “garantizar” el abastecimiento interno a precios bajos.
El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, defendió la decisión nacional y acusó a los empresarios querer remarcar las pizarras basados en “motivos de carácter especulativo”.
La tensión crece con las horas. Frigoríficos, ruralistas y las carnicerías objetaron ayer la decisión de frenar hasta la primera semana de septiembre la exportación de carne vacuna para sostener el precio en góndola.
Desde la Federación Agraria, su vicepresidente segundo, Ariel Toselli, dijo que con estas medidas “el kirchnerismo confirmaría que es incapaz de aprender de sus errores, pues desconocería el rotundo fracaso de esta medida en el 2006″.
Toselli recordó que el freno a las exportaciones provocó hace ocho años que “se perdieran más del 20 por ciento de los vientres (o vacas reproductoras) y miles de productores pequeños y medianos abandonaran la actividad ganadera”.
También Ulises Forte, representante de la FAA ante el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna (IPCVA), aseguró que “pensar otra vez que cerrar las exportaciones podría bajar los precios internos es una enorme equivocación”. “Si quieren lograr ese objetivo, tienen que alentar la actividad”, explicó Forte.