Concejales aprobaron crear un Registro Único de Administradores de Consorcios

Ediles aprobaron el Proyecto de Ordenanza que crea en el ámbito de la Municipalidad de Salta el Registro Único de Administradores de Consorcios de Propiedad Horizontal, en el que deberán inscribirse obligatoriamente las personas que administren onerosamente uno o más consorcios de propiedad horizontal.

La iniciativa también prevé que se anoten voluntariamente en el Registro quienes administren consorcios sin recibir pagos, además de una serie de requisitos para inscribirse. El texto aprobado incluye un artículo sobre impedimentos para anotarse, la necesidad de que el administrador reciba una acreditación de parte del Registro para presentar ante los consorcios, además de sus obligaciones y el régimen de sanciones, entre otras disposiciones.

 

El concejal Tomás Rodríguez argumenta la iniciativa

El Proyecto fue impulsado por el concejal Tomás Rodríguez (PJ) y establece como requisitos para la inscripción la presentación de datos de los administradores y adicionalmente una copia del contrato social, modificaciones y última designación de autoridades del consorcio, además de una constancia de constitución de domicilio especial, constancia de CUIT y certificado del Registro Nacional de Reincidencia y Estadística Criminal.

El autor de la Ordenanza manifestó que “el Proyecto surge como una necesidad generada a partir del crecimiento de la ciudad en edificios horizontales, en los que se calcula que hoy viven cerca de 40 mil salteños. Esta situación crea inconvenientes que tienen que ver con que muchas veces los administradores son colocados por las constructoras, lo que deja en una situación de indefensión a los residentes”. Señaló que “es conveniente que aportemos una norma que regule el vacío legal existente y las actividades de los administradores”.

Por su parte, la concejal Socorro Villamayor (FPS) manifestó que “hoy no hay una regulación específica por eso entiendo que es necesario establecer un marco legal para que haya más responsabilidad y que para exigir el cumplimiento se establezcan sanciones. La actividad se realiza sin ningún control y es necesario que se cree un registro público para que quienes ejerzan la actividad de manera onerosa, sepan que hay un órgano que realiza un contralor”.

Dentro de los puntos aprobados, la Ordenanza establece que estarán impedidos para inscribirse quienes estén inhabilitados para ejercer el comercio, los fallidos y concursados hasta su rehabilitación definitiva, los sancionados con pena de exclusión, antes de pasados cinco años desde que la medida haya quedado firme.

Además determina que el registro será de acceso público pudiendo cualquier interesado informarse respecto de todo inscripto, acerca de los datos exigidos, así como de las sanciones que se le hubieran impuesto al administrador.

Entre las Obligaciones del administrador, establece que los dirigentes sólo podrán contratar para la provisión de bienes, servicios o la realización de obras, a aquellos prestadores que cuenten con título o matrícula según la legislación vigente, así como contratar seguros de riesgos del trabajo del personal a su cargo, en los casos que así lo exijan las normativas actuales. En cuanto al régimen sancionador, establece como infracciones el ejercicio de la administración sin estar inscripto, la contratación de provisión de bienes o servicios u obras que no cumplan con el articulado de la Ordenanza. También será una transgresión el falseamiento de datos para ingresar al padrón del registro, así como el incumplimiento de la presentación de la declaración jurada.

Como sanciones establece que la infracción consistirá en una multa cuyo monto puede ser definido entre uno y 100 salarios mínimos correspondientes al sueldo básico de la menor categoría de los encargados de casas de renta y propiedad horizontal. También podrán ser suspendidos o excluidos del registro por nuevas infracciones.