Derechos Humanos presente en el primer juicio por Femicidio en la provincia

Locales Pacifico

Este lunes comenzará en la Sala III del Tribunal de Juicio la audiencia de debate contra un hombre de 46 años, acusado por los delitos de homicidio agravado por el vínculo y por la relación con la víctima, en concurso real con el delito de amenaza con arma y tenencia ilegal de arma de fuego de uso civil, en perjuicio de su ex pareja.

Será la primera vez que se aplique en un juicio en Salta el agravante previsto en el artículo 80, inciso 1º, de la ley 26791, que incorpora los delitos de género al Código Penal.

Autoridades del Ministerio de Derechos Humanos están presentes en Ciudad Judicial acompañando este proceso. Marianela Cansino, titular del área, destacó que con la declaración de “Emergencia pública en materia de violencia de género” por dos años, Salta busca reducir este tipo de hechos.

Ponderó la aplicación de medidas tales como el botón antipánico, para mujeres en alto riesgo y la creación de un registro de femicidios. “No existe en Salta un registro de femicidios, si de homicidios. Se desea crear un registro para reunir información de Juzgados, de la OVIF porque la información que circula es de homicidios de mujeres, como por ejemplo la muerte de una mujer en un robo, pero eso no es femicidio”.

Cansino destacó que lo primero que debe hacer una víctima de violencia es radicar la denuncia, para alertar al sistema sobre su caso. “Si bien los juzgados están abarrotados por denuncias de violencia familiar, con la emergencia se busca agilizar el tratamiento en la Justicia”, señaló la ministro, quien informó que existen alrededor de 15 causas en trámites de juicio.

El juicio hoy

El hombre está acusado de haberle efectuado un disparo en el pecho a su ex pareja el 30 de diciembre de 2012, provocando su deceso. Según consta en el expediente de la causa, ese día ambos se encontraban en el domicilio de la mujer, en el barrio San Cayetano de la localidad de El Bordo. Luego de efectuarle el disparo a quemarropa, el imputado se marchó de la vivienda de la víctima. Poco después fue detenido por personal policial en su domicilio particular, donde fue secuestrada un arma de fuego calibre 22 y un cartucho del mismo calibre que coincidía con el encontrado en la escena del crimen.

Ambos ya no convivían y el imputado, incluso, tenía una nueva relación amorosa, pero habían retomado el diálogo a raíz del fallecimiento de un hijo. En el expediente se deja constancia de las escenas de celos y amenazas hacia su ex mujer.

Para el lunes 22 están citados tres testigos, uno de ellos presencial. La ronda de testimoniales continuará el martes, con la declaración de cinco personas. Está previsto que el juicio culmine el jueves 25 de septiembre.