Conmociona la muerte programada de una joven de 29 años

Brittany dejará este mundo el 1 de noviembre en su cama, con el marido a su lado. Esta enferma de cáncer terminal, escandaliza y, al mismo tiempo, emociona a todo Estados Unidos.

A sus 29 años, Brittany Maynard ha planeado su muerte al detalle: quiere estar en su cama de matrimonio, con su marido y familiares más cercanos al lado y con música sonando de fondo cuando ingiera el narcótico que le quitará la vida. “Espero morir en paz”, cuenta en un video colgado en internet hace una semana. Y también sabe con exactitud cuándo quiere despedirse de este mundo: ha elegido el 1 de noviembre para vivir el último cumpleaños de su esposo, a finales de octubre.
Maynard sufre de un tumor cerebral agresivo. A comienzos de año, los médicos le dieron seis meses de vida. Su decisión y defensa abierta de la eutanasia lleva días desatando titulares, y la mujer ya se ha convertido en el nuevo rostro del movimiento proeutanasia del país.
Su caso se debate en las noticias, en los talkshows y en la opinión pública del país. “Sus reacciones han superado nuestras más aventuradas expectativas”, escribió la enferma en su web, donde, en nombre de su familia, agradece a todos “la ola de amor y apoyo” recibida.
“Su destino ha conmovido a muchas personas, es tan joven y, sin embargo, tan increíblemente decidida a conseguir algo”, señaló Gwen Fitzgerald, vocero de la organización Compassion & Choices, con quien trabaja estrechamente Maynard. “Esperamos, como Brittany, que su historia constituya un impulso para un cambio legislativo, a fin de que más gente tenga acceso a una muerte digna”, señaló.