Zaffaroni asesorará a Colombia para acuerdo con terroristas

Nacionales Pacifico

Eugenio Zaffaroni se reunió el pasado jueves por la noche conCristina de Kirchner para llevarle su renuncia a la Corte Suprema Justicia. Fue un encuentro reservado en Olivos. El documento se dio a conocer el viernes por la mañana y encierra distintos mensajes hacia adentro y hacia fuera del máximo tribunal, aunque no ofrece grandes pistas sobre el destino inmediato del justice que se retira el 31 de diciembre. Un futuro cuyos rasgos centrales comenzaron a develarse en la cita del jueves.

El primer destino de Zaffaroni, apenas comience el año, es Colombia. La administración de Juan Manuel Santos contactó al juez para que éste brinde asesoría jurídica en el complejo proceso de paz que involucra al Gobierno de ese país con las FARC. La negociación que transcurre en La Habana traspasa los límites del escenario regional y es crucial para intereses políticos y económicos de otras geografías que requieren de una paz afianzada en Colombia para reforzar sus compromisos.

Santos precisa de una ingeniería judicial de tipo penal -posiblemente un tratado- que regule la rendición de las armas de los insurrectos y sirva como cierre a un proceso de cuatro etapas que tuvo su comienzo en Oslo, en octubre de 2012, y que luego se trasladó a la capital cubana. Una de las fases más espinosas de esas conversaciones se centran en la reparación que el Estado colombiano y las FARC deberán hacer para con familiares de victimas de una contienda que definió las últimas cuatro décadas de ese país.