Un salteño visitará al Papa por su proyecto solidario en barrio Rosedal

Matías Díaz Núñez, representando a sus compañeros del 4º 2ª del colegio Scalabrini Ortiz, partirá hoy desde Buenos Aires hacia Roma para contarle al Papa Francisco sobre el trabajo solidario que los alumnos realizan en el barrio El Rosedal en horas extracurriculares.

Por el proyecto “El paso de cada uno es un camino solidario estudiante” que los alumnos aplican en el barrio de la zona oeste baja, fueron invitados a participar de las Scholas Occurentes del impulsa el Vaticano, representados por Matías. En su viaje estará acompañado por funcionarios de la cartera educativa nacional y otros tres estudiantes del país.

La ley de educación nacional en su artículo 3234 indica que los estudiantes al terminar el secundario deben tener experiencias solidarias, artículo al que la institución adhiere desde el año pasado a través del Programa Nacional de Educación Solidaria del Ministerio de Educación.

Por eso Silvia Carral Cook, profesora de geografía,  junto a los 29 alumnos del 4º 2ª le dedican seis horas semanales y más si es necesario, a reactivar la vida  comunitaria. En la sede del centro vecinal, que hasta hace poco estuvo abandonada impulsan el deporte a través de una escuela de básquet y la lectura con una biblioteca popular.

En el encuentro nacional que se hizo en octubre en Buenos Aires, los siete alumnos que fueron y participaron de talleres y grupos de trabajo recibieron un olivo, símbolo elegido por el Papa para sus scholas, que fue plantado en el colegio.

“Nos volvieron a invitar la semana pasada para presentar ante el ministro y autoridades educativas el proyecto, les llama la atención porque tiene mucho impacto en la comunidad, verdaderamente se constituye en un proyecto socio comunitario”, sostuvo la docente e indicó que en esa oportunidad le informaron que un alumno salteño junto a otros tres del país viajaría a Roma para tener una audiencia con el Papa.

“En el proyecto todas las decisiones y acciones las toman los alumnos, yo sólo coordino,  ellos deciden cómo recaudar y gastar los fondos que conseguimos. Tenemos encargados y responsables de las actividades que realizamos y los chicos eligieron a Matías para el viaje”, contó Carral Cook.

La sede del barrio El Rosedal estuvo cerrada por 20 años por desavenencias entre los vecinos y está en proceso de normalización. Los estudiantes lograron hasta ahora que se comiencen las obras de los baños, iniciaron una escuela de básquet  para chicos entre 4 y 14 años y a través de la Secretaría de Deportes, luego de insistir,  lograron la donación de algunas prendas deportivas y las clases de una docente. También gestionaron el envío de libros desde Nación  para una biblioteca popular. La policía atiende y asesora a la comunidad  los viernes en la sede. Realizan además todo tipo de actividades para recaudar fondos.

Fuente: Nuevo Diario de Salta