Uno de los presuntos terroristas se entregó a la policía

El más joven de los tres sospechosos buscados por la policía francesa tras el ataque mortífero del semanario satírico Charlie Hebdo, Hamyd Murad, de 18 años, se entregó a la policía en Charleville-Mézières, noreste de Francia, “después de ver que su nombre circulaba en las redes sociales”, según indicaron la agencia AFP y el portal Le Monde.

Durante la madrugada francesa, la Policía sitió la localidad de Reims, a 129 kilómetros de París, y de Charleville-Mézières, a 232 kilómetros de la capital, buscando activamente a dos hermanos, uno de ellos yihadista, sospechosos del ataque contra el semanario Charlie Hebdo.

La policía, que difundió las fotos de los dos hermanos, Cherif y Said Kuachi, de 32 y 34 años, afirmó que estas personas pueden “estar armados y ser peligrosos” y precisó que son “objeto de órdenes de busca y captura”.

Los dos hermanos son sospechosos de haber matado a 12 personas en los locales del semanario parisino antes de darse a la fuga. El ataque generó una oleada de indignación en Francia y más de 100.000 personas se manifestaron espontáneamente para denunciar el terrorismo.

Chérif Kuachi es un yihadista conocido de los servicios antiterroristas, condenado en 2008 por participar en una red para mandar combatientes a Irak, donde incorporaban a las filas de la rama iraquí de Al Qaeda, dirigida entonces por Abu Musab al Zarkaui. Según una fuente cercana al caso, se han practicado varias detenciones a lo largo de la noche en el entorno de los dos hermanos.