Apareció muerto en Orán el gendarme que denunció haber sido secuestrado el jueves

Denunció haber sido secuestrado el jueves y apareció muerto ayer, el mismo día en que se conoció públicamente la información. El gendarme Daniel Oscar Montellano fue hallado sin vida ayer a la tarde en el Escuadrón Nº 20 de Orán. Las autoridades creen que se trató de un suicidio, ya que el disparo se habría realizado con su arma reglamentaria justo cuando sus compañeros salieron a almorzar.
Montellano había denunciado que el 18 de febrero a la madrugada había sido privado ilegalmente de la libertad tras haber sido secuestrado en el cruce de Pichanal. El gendarme de 21 años, según su propio testimonio, también había sido asaltado. Amigos y familiares del gendarme fallecido advirtieron esta mañana a El Tribuno que Montellano no habría tenido la asistencia psicológica necesaria de Gendarmería tras su secuestro.
De acuerdo al parte policial, Montellano se encontraba ayer de servicio cumpliendo la función de cuartelero, en la cuadra donde se encuentran alojados personal de Gendarmería provenientes de la provincia de Santiago del Estero, que vienen a prestar servicio por un mes.
Los cinco gendarmes que se alojaban junto a Montellano salieron a almorzar a las 13, quedando solo en el lugar el efectivo que luego fue hallado sin vida. Al regresar al lugar, los cinco gendarmes que habían salido encontraron el cuerpo de Montellano recostado sobre una de las camas, con manchas de sangre en el rostro, a un costado del arma reglamentaria 9 milímetros. Según los investigadores, se habría dado un disparo en la boca. Al lugar se presentó el médico de Gendarmería Jorge Castellani, quien constantó el deceso del hombre.
Tras el horrendo hallazgo, se hizo presente una ambulancia del SAMEC y se ordenó la autopsia del cuerpo. El Auxiliar Fiscal N ° 2, Dr Murizzio, ordenó realizar consultas con posibles testigos y personas de su entorno. Además, se harán pruebas de parafina.