Municipio y Provincia avanzan en la aplicación de la reforma del Código Contravencional

La Municipalidad de Salta, a través de su Dirección de la Diversidad; y el Gobierno Provincial, desde su Ministerio de Derechos Humanos avanzan en el análisis del Código Contravencional a los fines de lograr un equilibrio entre los vecinos y quienes ofrecen servicios sexuales.
Durante el encuentro, que se desarrolló en el despacho del Ministerio provincial de Derechos Humanos, cada sector efectuó sus propuestas a los fines de promover iniciativas y acciones para la inclusión y el acceso a los derechos de ese sector de la comunidad, en el marco de la reforma del Código de Contravenciones de la Provincia que fue aprobado por la Cámara de Diputados.
Se compartieron evaluaciones y opiniones, además de analizar en conjunto el nuevo Código de Contravenciones y sus modificaciones, particularmente en lo que se refiere a la habilitación de zonas de convivencia legisladas y controladas.
Se apuntó también a la generación de propuestas concretas tendientes a lograr un equilibrio entre los pedidos de los vecinos y las necesidades planteadas por quienes ofrecen servicios sexuales. Siempre en la búsqueda de consenso y apuntando a la seguridad y tranquilidad de ambas partes.
Resguardar la integridad física
“La reunión fue muy buena porque permitió avanzar con el trabajo que se viene realizando al respecto. Consensuamos sobre las respuestas que se brindarán a las propuestas presentadas por MTA. Buscamos resguardar la integridad física de las compañeras en situación de prostitución y para ello es necesario trabajar con la policía para que se garantice esa protección”, explicó la titular de la Dirección de Diversidad de la Municipalidad, Victoria Liendro.
Del encuentro participaron la directora de la Diversidad –dependiente de Jefatura de Gabinete Municipal- Victoria Liendro; los diputados provinciales Lucas Godoy y Pablo Viel, el concejal capitalino Gastón Galíndez y la referente de Mujeres Trans Autoconvocadas (MTA), Lorena Choque. El encuentro estuvo encabezado por la ministra Marianela Cansino y el secretario de Derechos Humanos, Martín García Caínzo.