Casamiquela entregó casi dos millones de pesos para elaboradores de vino artesanal

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Carlos Casamiquela y responsables de la UCAR- PRODERI (Unidad para el cambio rural) entregaron en Salta fondos a la Asociación Calchaquí de Elaboradores de Vino Artesanal y Casero (ACEVAC) por un monto de $1.850.000 para la ejecución del proyecto “Fortalecimiento al sector de elaboradores de vinos caseros y artesanales del Valle Calchaquí”.
El proyecto apunta a generar inversiones para el equipamiento de bodegas familiares, herramientas y equipos para campo y tareas de vendimia, insumos enológicos y de fraccionamiento de los vinos y mistelas. La formulación del proyecto estuvo a cargo de técnicos del Gobierno de la Provincia de Salta.

La ACEVAC está integrada por un poco más de 50 familias de agricultores ubicados sobre la ruta 40, en la zona de Cafayate, Tolombón, Angastaco y Santa Rosa. La iniciativa, en tanto, se enmarca en las políticas de apoyo y compromiso que hoy tiene el Estado Nacional con el sector de la Agricultura Familiar. En diciembre del 2014 se aprobó la Ley Nacional para la Agricultura Familiar que beneficiará directamente a este sector postergado históricamente en la Argentina. Para el presidente de la ACEVAC, Ángel Petracchini, el apoyo del Gobierno Nacional y Provincial fue significativo para el crecimiento individual de los productores como así también, este financiamiento que contribuye a mejorar la actividad vitivinícola, que es para la mayoría, la principal fuente de sus ingresos.

Desde el año 2003 el Ministerio de Agricultura a través del Programa Social Agropecuario (PSA) y la denominada ahora Secretaría de Agricultura Familiar (SAF), viene apoyando a productores vitivinícolas del Valle Calchaquí salteño de manera continua, con asistencia técnica e inversiones en equipamiento, capacitación y un fuerte apoyo a la unión de los productores de los distintos pueblos y parajes, y la formalización de una única organización del vino para todos los elaboradores del valle, naciendo así la ACEVAC. Una vez avanzada esta etapa, la SAF en Salta se abocó a trabajar en la formulación y ejecución de proyectos con financiamientos provenientes de las retenciones a las exportaciones de vino, aprovechando el decreto presidencial, para fortalecimiento de la cadena vitivinícola de los pequeños y medianos productores. Estas herramientas dieron un gran impulso y modernización al sector vitivinícola de la Agricultura Familiar permitiéndoles agregar valor a sus producciones.

El crecimiento que viene logrando en los últimos años del sector vitivinícola de la Agricultura Familiar, tiene una fuerte correlación con el trabajo articulado de las distintas instituciones del gobierno nacional y provincial junto a las organizaciones de productores. Es importante mencionar la compra de cuatro tractores para las organizaciones de Cafayate, San Carlos, Angastaco y Seclantás financiados por el Ministerio de Trabajo de la Nación.