Distinguen a la Argentina por reducir el hambre a la mitad

Nacionales Pacifico

La organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) premió a la Argentina por cumplir uno de los Objetivos del Milenio, que tenía como meta la reducción del hambre a la mitad.
Los Objetivos de Desarrollo del Milenio fueron una serie de metas a las que se comprometieron todos los países miembros de Naciones Unidas (Argentina es uno de ellos) en el año 2000, el tiempo de cumplimiento de esos compromisos se estableció en 15 años.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner recibió el premio como máxima representante del Gobierno argentino.

De los ocho ítems establecidos, la erradicación del hambre y la pobreza es el primero.

Allí se plantea: Reducir a la mitad, entre 1990 y 2015, la proporción de personas que sufren hambre; reducir a la mitad, entre 1990 y 2015, la proporción de personas cuyos ingresos son inferiores a un dólar diario y conseguir pleno empleo productivo y trabajo digno para todos, incluyendo mujeres y jóvenes, además rechazando rotundamente el trabajo infantil.

En este aspecto, Argentina está en el lugar máximo con otros países no solo por haber logrado reducir a la mitad la desnutrición, sino por haber mantenido durante 25 años el nivel de malnutrición por debajo del 5 por ciento.

El país, además, en los últimos años ha conseguido bajar el nivel de pobreza al 5 por ciento, en tanto que los niveles de indigencia se ubican en 1,27 por ciento.

En el informe sobre seguridad alimentaria que acaba de publicar la FAO, se pone de relieve que Argentina es el único país de América que ha tenido esta performance.

Es de destacar que la FAO ya había reconocido a la Argentina en setiembre pasado por mantener los niveles de subnutrición por debajo del 5%.