El escrutinio provisorio confirmó a David como el más votado y a UNA como segundo

Con sólo cuatro mesas por escrutar, cerró en Salta el conteo provisorio de votos y confirmó los resultados que ya se manejaban el domingo por la noche, con una contundente elección del Frente Para la Victoria, que fue la alianza más votada y el sorpresivo segundo lugar de UNA, que a diferencia de lo que ocurrió en el resto del país, se impuso a Cambiemos.
En tanto cinco de las listas para diputado nacional no alcanzaron el mínimo exigido en la Ley, del 1,5 % del total de los votos y por ese motivo en octubre sólo habrá cuatro listas habilitadas.

En el Frente Para la Victoria, el triunfo de Javier David era marcado por las encuestas, por lo que prácticamente se descartaba que fuera quien encabece la lista de esa alianza el 25 de octubre. Por ese motivo la expectativa estaba en quién lo acompañaría en lo más alto de la boleta, si Pablo Kosiner o José Vilariño.

Finalmente en una cerrada votación, fue el justicialista quien ocupará ese lugar ya que la lista Celeste y Blanca duplicó con lo justo al Partido de la Victoria, dejando para esa agrupación el tercer lugar, que para respetar el cupo femenino colocará a la legisladora provincial Bettina Navarro y el último lugar será de la renovadora Gabriela Martinich.

En total el FPV obtuvo 250.580 votos de los cuales 170.406 sufragios fueron de la Celeste y Blanca y 80.174 del Partido de la Victoria.

Paridad entre Olmedo

e Ibarra

En Unidos por una Nueva Argentina (UNA), además de obtener un meritorio segundo puesto en la provincia, mostró una paridad entre ambas cabezas de listas: Alfredo Olmedo y José Ibarra.

Olmedo una vez más hizo pesar el caudal de votos que tiene en el interior, principalmente en el sur provincial y algunas localidades del Valle de Lerma, que le alcanzó para obtener 78.680 votos y de esta manera superar al sindicalista de los taxis, que, con el apoyo de Gustavo Sáenz, hizo una gran elección en la capital salteña y llegó a 61.111 votos, que sumados ambos resultados totalizaron 139.791 votos para UNA.

De repetir esos números, UNA alcanzaría una banca en el Congreso Nacional que quedaría en manos de Olmedo.

Cambiemos tercero pero Nanni segundo

El frente Cambiemos obtuvo el tercer lugar en la general, pero paradójicamente a modo individual el radical Miguel Nanni consiguió ser el segundo candidato más votado por detrás de Javier David y apenas arriba de Vilariño, ya que consiguió 81.880 votos.

La explicación de por qué finalizó en ese lugar el frente, se debe a que la otra lista que competía en la interna, encabezada por Bettina Romero, quedó sexta en la General, con 50.236 votos. Sin embargo en el bunker de la hija del senador Juan Carlos Romero, estaban conforme con el resultado debido a que logró ocupar el segundo lugar de la boleta para octubre, tal como era su plan original.

Ahora la incógnita será ver cómo coordinan acciones radicales y romeristas para sumar adherentes, considerando los fuertes cruces verbales que tuvieron ambos candidatos durante la campaña.

El Partido Obrero lejos

El Partido Obrero consiguió meter sus candidatos en octubre, aunque a diferencia de lo ocurrido en 2013, en esta oportunidad no parecen contar con chances de obtener una banca ya que quedaron muy lejos de los tres primeros con 24.619 votos.