Resnik Brenner: “La resolución de AFIP alcanza a todos los productores”

Locales Pacifico

Una resolución de Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) benefició al sector agropecuario con una prórroga de 120 días para la presentación y el pago de impuestos nacionales. Suspende, además, las intimaciones por deudas y el inicio de juicios por 120 días. Se trata de un paliativo para un sector que transita una profunda crisis que hace tambalear su normal desarrollo. Al respecto, el director regional de la AFIP, Resnik Brenner, dialogó con El Tribuno acerca de los alcances de la medida publicada ayer en el Boletín Oficial.
¿Se trata de una medida diferencial para los productores salteños?
Exactamente. En este caso se trata de una resolución que alcanza solamente a los productores de Salta. La medida se tomó en base al decreto emitido por el Gobierno de la Provincia que declara el estado crítico del sector agropecuario por 180 días. El objetivo es acompañar al productor, desde el ámbito que nos compete, a sobrellevar la situación por la que atraviesa el sector. Un punto importante a destacar es que los beneficios del decreto de la AFIP alcanzan al conjunto de los productores salteños sin distinción de escala, integren o no alguna de las instituciones ruralistas.
¿Cuáles son sus implicancias?
De acuerdo a la resolución 3.795 emitida por la AFIP y publicada el jueves en el Boletín Oficial, se dispuso un plazo especial para la presentación y el pago de las obligaciones impositivas y las correspondientes al Régimen de Trabajadores Autónomos y al Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes, con vencimientos en agosto, septiembre, octubre y noviembre de 2015. Por otra parte, se suspenden las intimaciones por deudas y el inicio de juicios por 120 días.
¿Existe alguna excepción?
La resolución señala que quedan excluidas de este plazo especial las cuotas correspondientes a planes de facilidades de pago vigentes y las obligaciones a cargo de los sujetos que por sus actividades agropecuarias son alcanzados por las previsiones que establecen la ley 26.509 y la resolución 2.723.
¿Qué trámite deben realizar los productores para acceder a los beneficios?
En estos momentos transitamos la etapa de instrumentación de la medida. Hemos acordado la intervención del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Salta en el desarrollo de este proceso. Nosotros, desde la AFIP, le giraremos los requisitos a cumplimentar para acceder a los beneficios impositivos. De esta manera se conformará un padrón, que una vez validado abrirá paso a que los productores sean alcanzados por la resolución. La modalidad, es decir dónde se recepcionarán las notas, se confeccionarán los formularios, etc., serán dados a conocer oportunamente por la AFIP y el Ministerio de Ambiente. La información llegará a todos los productores.
¿La medida alcanza a otros sectores vinculados al campo?
Sí. La idea es colaborar con todos los sectores ligados a la actividad agropecuaria, como por ejemplo serán alcanzados por el beneficio el sector de servicios. Hay que tener en cuenta que los factores, principalmente climáticos, que generaron la crisis que vive el sector en su conjunto los imposibilita a cumplir en tiempo y forma con sus obligaciones de presentación y pago de determinados gravámenes. En esta situación, precisamente, se fundamenta la resolución de la AFIP.
¿Cómo fue recibida la noticia por los ruralistas?
Cuando el miércoles salió la resolución con la firma del titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, convocamos en Salta a una reunión urgente. De ella participaron los ministros de Economía, Infraestructura y Servicios Públicos, Carlos Parodi; de Ambiente y Producción Sustentable, Baltasar Saravia; el secretario de Ingresos Públicos Javier Montero y representantes de los productores agropecuarios. Se mostraron muy conformes con la medida, porque entienden que la AFIP desde el ámbito que le corresponde hizo todo lo posible para colaborar con el sector. Las gestiones comenzaron hace aproximadamente 10 días, por lo que la medida se tomó con celeridad. Pero es el corolario de todo un trabajo que venimos realizando desde hace tiempo atrás.