El “cuarteto massista” delinea sus planes para el último mes de campaña

Locales Pacifico

“Ya pasamos a la fase cuarteto”, dijo Sergio Massa al aterrizar en Salta. En la minigira nacional que realiza esta semana empezó una competencia de canto con su vice, Gustavo Sáenz, y el gobernador cordobés José Manuel de la Sota. Pasados los boleros, este jueves fue el turno del cuarteto. ¿Y Lavagna? “A Roberto le dejamos la guitarra”, ironizó al sentarse a su lado en la combi que los llevaría al teatro El Huerto.

Massa, De la Sota, Lavagna y Sáenz comparten esta semana una serie de actos para presentar sus metas de gobierno 2015-2019, pero también para llevar a cada rincón del país una imagen de peso: el candidato presidencial junto al ministro de Economía más recordado de los últimos años y el gobernador de la segunda provincia con más habitantes del país.

El encargado de abrir el acto en Salta fue el local Gustavo Sáenz, quien definió al cuarteto con la letra de una canción de Ricardo Arjona: “Somos la amalgama perfecta entre experiencia y juventud”. Cuando le llegó el turno de tomar la palabra, Lavagna le respondió con humor: “Sergio y Gustavo ponen la experiencia. Juan Manuel y yo, la juventud”.

Los más de 20 años que separan a Massa (43) y Sáenz (46) de Lavagna (73) y De la Sota (65) no fueron hasta el momento un obstáculo. El lunes se mostraron juntos en el teatro Broadway porteño y este jueves repitieron en Salta, siempre con las metas de gobierno como tema.

El ex ministro de Economía se excusó de estar el miércoles en Rosario. Tampoco irá este viernes a la presentación en Neuquén ni el sábado a Córdoba. Su idea es no hacer ya tantos viajes por el país.

En principio, su decisión no será un problema. Una vez que termine la minigira, el candidato de la alianza Unidos por Una Nueva Alternativa (UNA) encarará el último mes de campaña con unainmersión en el Conurbano, mechada con actos en el resto de las provincias. A partir de la semana que viene, las cuatro espadas massistas se repartirán tareas: mientras Massa se encargará de recorrer los municipios bonaerenses, De la Sota caminará el centro del país y Sáenz el norte. En épocas de sacudones económicos, intentarán que Lavagna tenga una mayor presencia en los medios para explicar las políticas del frente.

La división de quehaceres no implica que no vayan a juntarse para los actos de mayor envergadura. El próximo miércoles 30, los cuatro se comprometieron a ir al teatro Orfeo de Córdoba, donde De la Sota prepara un gran evento para dar impulso a la campaña.

Entre el domingo y el lunes, el candidato presidencial se reunirá con su mesa de campaña para definir qué formato le darán a sus actos en el Conurbano. Una idea es que las caminatas que tanto usaron en las PASO dejen lugar a recorridas y pequeños actos en fábricas, organizaciones sociales y otras locaciones. Aunque todavía debe ser discutida por el equipo.

Pero la gran apuesta es el debate del próximo 4 de octubre. Sin Daniel Scioli en escena, la discusión será por ver quién es el candidato que mejor representa una alternativa al kirchnerismo. Massa todavía desconfía de que Mauricio Macri vaya a asistir. Pero, si lo hace, piensa que es su gran oportunidad para alcanzarlo en las encuestas.