Lanatta y Schillaci cayeron en un molino arrocero tras tomar a un rehén

Los primeros detalles de la detención de Víctor Schillaci y Cristian Lanatta empiezan a conocerse. De acuerdo con las primeras informaciones, los dos delincuentes se habían escondido en una planta de la arrocera Spalletti en los alrededores de la localidad santafesina de Cayastá. La detención se produjo luego de que el encargado de la fábrica fuese tomado como rehén, según confirmó el cuñado de la víctima.

De acuerdo con su relato, el encargado, llamado Martín Franco, había ido a revisar las instalaciones de la arrocera por pedido del dueño de la empresa, quien se encuentra de vacaciones en Brasil. Su patrón le insistió en que fuese al lugar con dos policías. Su insistencia puede haberle salvado la vida.

“Mi cuñado vino con custodia policial y entró solo. Como veían que no salía, un oficial entró y vio que lo tenían retenido”, detalló el cuñado, en diálogo con el canal TN.

Minutos más tarde, Lourdes, esposa de Martín Franco, dio más detalles de la toma de rehenes y la detención: “Mi marido los vio y pensó que eran de Prefectura, porque estaban con un uniforme verde. Por eso no tuvo miedo, pero después lo tomaron de rehén. Lo hicieron sentar en el piso. Como la policía no lo encontraba, empezaron a abrir las puertas y sorprendieron a los prófugos, porque no estaban con las armas en la mano. Las tenían en el piso. Ahí los capturaron”.