Municipales tomaron el CCM y están reunidos con el secretario de Gobierno, García Salado

Lo que parecía se encaminaba hacia una jornada tranquila, luego de dos días de protestas, tras el llamado de la Secretaría de Trabajo a una audiencia de conciliación para el próximo martes se convirtió en una mañana de cargada de tensión. Una extensa columna de trabajadores con banderas de ATE se movilizó desde temprano por el macrocentro salteño hasta llegar a las puertas del Centro Cívico Municipal, donde forcejearon con la policía hasta lograr ingresar al edificio comunal donde exigen hablar con el intendente capitalino Gustavo Sáenz.
De acuerdo a fuentes allegadas al Gabinete serán atendidos en minutos por el secretario de Gobierno Luis María García Salado. Los trabajadores exigen paritarias y mejores condiciones de trabajo, especialmente en el área de Tránsito.
El intento de conciliación
La Secretaría de Trabajo notificó a municipales para una audiencia de mediación para el martes, tras las protestas de esta semana encabezadas por los gremios Simusa y Atmcs. Hoy, la manifestación es impulsada por ATE en reclamo por paritarias y mejoras salariales.
Una marcha de protesta de municipales hacia el Centro Cívico Municipal, genera un caos en el tránsito.
A raíz de la protesta y asamblea realizadas por la Asociación de Trabajadores de la Municipalidad (ATMCS) y el Sindicato de Municipales de Salta (SIMUSA), los empleados fueron notificados para una audiencia de mediación para el martes 15 de marzo. La disposición fue instruida por la Secretaría de Trabajo de la Provincia hacia las partes involucradas y la Municipalidad.
Sobre este punto, el secretario de Gobierno, Luis María García Salado, indicó que la semana anterior se había anunciado el avance de conformación de las comisiones y el inicio de las paritarias municipales para el lunes 14.
‘La protesta en Tránsito y en la Planta Hormigonera fue una medida no notificada ante la cartera provincial. Hay un incumplimiento a la normativa que establece el sistema de legitimación de las medidas de fuerza.’, dijo García Salado.
Más adelante el funcionario indicó: ‘Estamos para velar por los intereses de los empleados y de todos los habitantes de la ciudad, no para que ciertos sectores saquen rédito o se posicionen por el inicio de las paritarias’.
‘El canal de diálogo con el Ejecutivo municipal siempre está abierto, ya que estamos dispuestos a escuchar los planteos que se hagan. Entendemos que las medidas de fuerzas tomadas no tenía un procedimiento legal’, sentenció García Salado.

Planta Hormigonera

En relación la medida de fuerza adoptada por trabajadores nucleados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), desde la Secretaría de Gobierno se informó que hay un llamado a conciliación obligatoria, por lo que lo ocurrido ayer en la Planta Hormigonera configura el incumplimiento a las obligaciones que establece dicho instrumento legal.
EL TRIBUNO