AUDIO: entrevistamos a Lucas Dapena – Dr. en Economía: Pymes

Unos 330 empresarios pymes transmitieron ayer a los miembros de la Comisión de Industria de la Cámara de Diputados su preocupación por el aumento de la litigiosidad judicial en el campo de los accidentes laborales y solicitaron una mayor participación en el diseño de un proyecto de ley integral para el sector.
Encabezados por la Mesa de Industriales Bonaerenses (MIB), cuya coordinación está a cargo de Daniel Rosato, la comitiva empresarial presentó además una serie de propuestas dirigidas a mejorar la competitividad y solucionar problemas que ponen en peligro la continuidad de muchas pequeñas y medianas industrias.
El empresario alertó a los legisladores sobre los efectos “devastadores” que tiene para las pymes industriales el crecimiento de la judicialización que se observa particularmente en materia de accidentes laborales, pese a que la siniestralidad se redujo de forma sustancial durante los últimos años. “Los famosos caranchos en complicidad con los jueces, que fallan siempre en contra del empleador, generan demandas exorbitantes que las pymes no pueden afrontar”, puntualizó.
Además, Rosato y el resto de los empresarios explicaron a los legisladores que se han incrementado notoriamente las alícuotas que las Administradoras de Riesgo de Trabajo (ART) le cobran a las pymes, al pasar de representar entre el 3 y el 5% de la masa salarial hasta alcanzar en la actualidad entre el 10 y el 20%. “Esto sumado a los juicios por las demandas de los caranchos y la industria del juicio generan costos desproporcionados para las pymes, que están muy lejos del 3% que se paga en otros países”, subrayó.