Conflicto en UTA: dictaron prisión preventiva para los detenidos

Los cuatro seguirán en la Alcaldía imputados de secuestro coactivo, robo en poblado y en banda y daños.

Los cuatro detenidos por los incidentes en ocurridos el 12 de setiembre en la sede de la UTA no solo no serán liberados como se solicitó en los últimos días sino que su situación procesal se agravó debido a que la Justicia ordenó la prisión preventiva de los imputados.

Omar Daniel Alberto Pereyra, Walter Ignacio Pérez, Daniel Hipólito González y Oscar Raúl Villa están imputados de los delitos de secuestro coactivo, robo en poblado y en banda y daños. Todos deberán continuar alojados en la Alcaidía General a disposición del juzgado.

A raíz de ello, el juez de Garantías 2, Ignacio Colombo convirtió en prisión preventiva la detención de los imputados, no haciendo lugar a los pedidos de liberación ni a los de cambio de calificación legal que había presentado la defensa, cuando intentó que se caratule los hechos únicamente como privación ilegítima de la libertad.

El juez consideró que está suficientemente acreditada la existencia del hecho y la probable participación de los acusados como autores y tuvo en cuenta la naturaleza de los hechos denunciados, la peligrosidad demostrada por los supuestos causantes y el agravio causado a las víctimas, que habrían sido secuestradas durante varias horas.

Para fundamentar la prisión preventiva se consideró que de encontrarse en libertad los imputados desde podrían eludir la acción de la justicia, poniendo en riesgo la investigación fiscal. Arribó a esta conclusión teniendo en cuenta la actitud evasiva demostrada por los imputados el día del hecho, quienes desobedecieron por varias horas las directivas policiales, que intentaban mantener la situación bajo control, y más aún, desoyeron una intimación efectuada por la Fiscalía y que fuera ratificada luego por el juez que hoy dicta esta resolución.

Otro fundamento de la determinación es “la posible aplicación de una condena de cumplimiento efectivo, sumado a las conductas demostradas por los imputados” que, según el juez, son elementos indicativos de una cierta peligrosidad procesal.

El riesgo de fuga fue otro elemento evaluado por Colombo ya que las medidas que se encuentran pendientes de producción podrían verse frustradas en caso de ordenarse la libertad de los acusados.

Acorde a los informado por fuentes judiciales en cuanto al cambio de calificación pretendido por la defensa, se tuvo por acertada la provisoria adoptada por la Fiscalía interviniente, que es la de secuestro coactivo, robo en poblado y en banda y daños.
lagacetasalta.com.ar