En Salta hay 150.000 aborígenes en 480 comunidades

Mientras algunos ya fueron legalmente reconocidos otros trabajan para serlo, lo cierto es que las comunidades de pueblos originarios de Salta ya alcanzan la cifra de 480 comprendiendo un total de 150.000 habitantes.

El dato fue brindado por Miguel Siares, titular Instituto Provincial de Pueblos Indígenas de Salta (IPPIS), quien, en diálogo con LA GACETA, celebró la entrega de carpetas con relevamientos territoriales a nueve comunidades. “Para nosotros la entrega de las carpetas es muy importante porque ellos siempre lo pidieron para después llegar a obtener el título de propiedad”, señaló.

Sobre este punto, el funcionario destacó que las carpetas les permiten defender su territorio sobre todo a aquellas comunidades que están luchando contra desalojos y remarcó que “se van a seguir entregando carpetas” y que “a través de ellas, cada comunidad tiene ahora delimitado su territorio y su población”.

La demora en la entrega fue uno de los cuestionamientos que hicieron los caciques. Siares entendió que “por los problemas que ellos tienen, tres años es una eternidad” pero destacó que “lo importante es el compromiso del gobierno provincial y del nacional de entregarlas y que haya una continuidad en este trabajo, hay que tener un poco de fe”.

El problema de las tierras

El funcionario contó que la mayoría de las tierras son estatales y que eso facilita su entrega porque depende de una decisión del Estado, “como pasó en Salta con los Wichis y Chorotes en La Mora”, pero que hay muchas que pertenecen a propietarios privados, con quienes se producen los conflictos y los juicios por desalojo.

Mientras algunos ya fueron legalmente reconocidos otros trabajan para serlo, lo cierto es que las comunidades de pueblos originarios de Salta ya alcanzan la cifra de 480 comprendiendo un total de 150.000 habitantes.

El dato fue brindado por Miguel Siares, titular Instituto Provincial de Pueblos Indígenas de Salta (IPPIS), quien, en diálogo con LA GACETA, celebró la entrega de carpetas con relevamientos territoriales a nueve comunidades. “Para nosotros la entrega de las carpetas es muy importante porque ellos siempre lo pidieron para después llegar a obtener el título de propiedad”, señaló.

Sobre este punto, el funcionario destacó que las carpetas les permiten defender su territorio sobre todo a aquellas comunidades que están luchando contra desalojos y remarcó que “se van a seguir entregando carpetas” y que “a través de ellas, cada comunidad tiene ahora delimitado su territorio y su población”.

La demora en la entrega fue uno de los cuestionamientos que hicieron los caciques. Siares entendió que “por los problemas que ellos tienen, tres años es una eternidad” pero destacó que “lo importante es el compromiso del gobierno provincial y del nacional de entregarlas y que haya una continuidad en este trabajo, hay que tener un poco de fe”.

El problema de las tierras

El funcionario contó que la mayoría de las tierras son estatales y que eso facilita su entrega porque depende de una decisión del Estado, “como pasó en Salta con los Wichis y Chorotes en La Mora”, pero que hay muchas que pertenecen a propietarios privados, con quienes se producen los conflictos y los juicios por desalojo.
lagacetasalta