Incidentes antes de la última audiencia del juicio oral y público a Milagro Sala: hay 2 detenidos

La última audiencia programada en el juicio oral y público que se le sigue a la dirigente social MILAGRO SALA por un escrache realizado contra el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales en el 2009, comenzó con empujones, golpes y heridos en las puertas del Tribunal.

Un saldo provisorio de al menos nueve manifestantes y tres policìas heridos es el resultado de los incidentes ocurridos esta mañana en las inmediaciones del Juzgado Federal de Jujuy. Hay dos personas detenidas.

Unas 40 personas, entre ellas la diputada Mayra Mendoza; el exministro de Trabajo, Carlos Tomada e integrantes de organismos de derechos humanos, que pugnaban por ingresar a la sala de audiencias se enfrentaron con uniformados de la policía jujeña y de la federal.

La sala tiene capacidad para 63 personas, y todos los días del juicio se registraron inconvenientes en el ingreso, aunque nunca de la magnitud de los de hoy.

Fuentes judiciales no descartaron la posibilidad de que el veredicto, que está previsto para hoy, sea dado a conocer la semana próxima.

Esto se debe a que el cronograma inicial contemplaba que ayer finalizara la etapa de las declaraciones testimoniales, algo que no pudo cumplirse, con la cual la cuarta y última jornada programada del juicio debía arrancar a las 15 con los tres testigos que quedaron pendientes.

A eso se suma que el Tribunal Oral Federal de Jujuy aguarda la respuesta del Gobierno provincial a un requerimiento formulado el lunes a instancias de un pedido de la defensa de Milagro Sala, que solicitó la incorporación de una nueva prueba en el proceso.

Esa prueba apunta a constatar si uno de los testigos, René Arellano, es empleado de la Contaduría de la Gobernación luego de que, en su declaración, cuando se le preguntó “si durante este año mantuvo algún trabajo en el Estado y dijo que no”, algo que la abogada Elizabeth Gómez Alcorta pidió sea corroborado.

En este sentido, la defensa de detenida dirigente de la Tupac Amaru, integrada también por la abogada Paula Álvarez Carreras, planteó que “Arellano es el único testigo de cargo que sostiene que Milagro sería instigadora de los hechos”, y sostuvo que, de confirmarse que trabaja para el gobierno jujeño, eso “abonaría su poca credibilidad”.

Fuentes judiciales confirmaron que, en el inicio de la audiencia de hoy, serán escuchados los testimonios del diputado provincial Rubén Rivarola; del fotógrafo Juan Fernández, y de Jorge Gronda, quien fue testigo presencial de los hechos.

Tras esas declaraciones, como es de rigor en los debates orales y públicos, seguirá la etapa de los alegatos; luego, la de las últimas palabras de los imputados; y, finalmente, tras un cuarto intermedio, el del veredicto.

En este marco, fuentes judiciales no descartaron la posibilidad de que, finalmente, la sentencia en este juicio oral y público no llegue a darse a conocer esta tarde sino la semana próxima.

Si bien para el final del proceso estaba programado el ingreso de la prensa con equipos de grabación, desde el juzgado advirtieron que habrá solo 59 lugares disponibles -a compartirse entre familiares, allegados a las partes y los periodistas-, aunque también indicaron que “la mayoría de ellos ya se encuentra reservado por funcionarios”.

En el lugar había una delegación de unos 30 legisladores nacionales, provinciales, referentes sindicales y de derechos humanos, entre ellos, Wado de Pedro, Mayra Mendoza, Carlos Tomada, Mariano Recalde, además del premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel.

El hecho que se juzga es por un escrache realizado en el 2009 y denunciado por Morales, ocurrido durante una charla en el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de Jujuy, en el que un grupo de personas le arrojó huevos al entonces senador nacional y al auditor general de la Nación, Leandro Despouy.
tribuno.info