Isela Costantini se fue de Aerolíneas Argentinas y es la primera baja del equipo de Macri

Isela Costantini, la CEO de Aerolíneas, presentó su renuncia. Aunque había algunas conversaciones con el Gobierno, le llevó su dimisión ayer a la tarde a Guillermo Dietrich, alegando motivos personales y el fin de una etapa.
mario-dellacqua-intercargo-trabajado-techint_claima20161221_0196_17
En el Gobierno reconocen sorpresa. “Se cumplió un ciclo”, dicen en la Casa Rosada. La ejecutiva venía de comandar la filial local de General Motors y había sido una de los más resonantes fichajes de Cambiemos. Había ingresado en enero de este año.
El sucesor ya está designado: sería Mario Agustín Dell’Acqua, actual número uno de Intercargo (había asumido en diciembre), la empresa que da servicios a las aerolíneas, confirmaron en Gobierno.

Dell’Acqua es ingeniero y ex director de Proyectos de Techint, con experiencia en varios países y reporte directo a Paolo Rocca en la compañía. El ejecutivo está reunido ahora en Aerolíneas.

En los hechos, Dell’Acqua acumula la misma experiencia que Costantini en la función pública, sólo que al frente de una empresa que depende directamente del Poder Ejecutivo, encargada de dar servicio de rampas a todas las aerolíneas que operan en el país con excepción, precisamente, de Aeroliíneas, que tiene su propio servicio de rampas, a través de Aerohandling (Intercargo tampoco presta servicio de rampas para American Airlines).

En su primer año al frente de Intercargo, Dell’Acqua exhibió una buena relación con los gremialistas aeronáuticos. Y aseguró que, por primera vez en muchos años, la empresa había rebajado sus tarifas a las aerolíneas extranjeras que operan en el país.

En los últimos años de la gestión kirchnerista, Intercargo había sido duramente criticada desde la Asociación Internacional de Líneas Aéreas (IATA). Asimismo, bajo la gestión camporista, la empresa había sido utilizada para desgastar la operación de competidoras de Aerolíneas, como Lan. Dell’Acqua aseguró que había llegado para profesionalizar a Intercargo y erradicar la cultura “militante” dentro de la empresa.

Isela Costantini había sido crítica de la anterior administración de la línea aérea de bandera, que estuvo a cargo de Mariano Recalde y la militancia de La Cámpora, organización política fundada por Máximo Kirchner.

“No ha sido gestionada desde la administración, fue administrada desde lo político y uno ve las falencias en los números, que son muy negativos”, dijo en enero al ser entrevistada por Mirtha Legrand en su programa de Canal 13.

“Cuando me reuní por primera vez con Macri me dijo que quería que la empresa cumpla su rol social, que no la quiere privatizar. Quiere que conecte a los argentinos, pero que lo haga dentro de un marco sustentable”, agregó a pocos días de haber tomado la conducción de la empresa, a la que hoy renunció.

Días atrás, la ahora ex funcionaria le había enviado una carta a todo el personal de Aerolíneas Argentinas deseándoles un buen comienzo de año. En la misiva no daba señales de su salida del cargo.

“Tenemos menos de un mes por delante para cerrar un año con muy buenos resultados. Tenemos proyecciones de un diciembre y enero récord de pasajeros, así que les pido trabajo en equipo para poder entrar en nuestra temporada alta de verano con toda la fuerza, consistentes en puntualidad y con el foco puesto en el pasajero”, escribió.

Menos de una semana después de la carta, pegó el portazo por razones personales.
clarin.com