Dictan falta de mérito a Pérez Corradi por el triple crimen

La Justicia le dictó falta de mérito a Ibar Esteban Pérez Corradi en el marco de la causa que investiga el triple crimen de General Rodríguez.
Pérez Corradi estaba acusado de ser el autor intelectual de los homicidios de Sebastián Forza, Leopoldo Bina y Damián Ferrón. Según el fallo, al que accedió La Nación, la jueza María Romilda Servini de Cubría consideró que “el cuadro probatorio existente, no permite procesar o sobreseer al encausado, fundamentalmente en virtud de prueba pendiente de producción, en gran medida relacionada con las citas de la indagatoria”.
A pesar de este fallo en su favor, permanecerá detenido en prisión preventiva por la causa que investiga la ruta de la efedrina.
Pérez Corradi estuvo prófugo desde 2012 hasta junio de 2016, cuando fue capturado en la triple frontera. De 38 años, alias “Chiquito”, “Peludo” o “Pelado”, trabajó en el Banco Nación durante seis años y luego se convirtió en financista y empresario farmacéutico. La Justicia lo considera uno de los principales proveedores de efedrina.
Además, fue acusado de narcotráfico por haber introducido en los Estados Unidos pastillas de oxicodona, un analgésico derivado del opio, mediante el envío de una encomienda por correo privado. Por esa causa, la Justicia norteamericana dictaminó un pedido de extradición.
Para la fiscalía que investigó, Pérez Corradi es el autor intelectual del triple crimen.
Durante la investigación llevada a cabo por el fiscal de Investigaciones Complejas de Mercedes, Juan Ignacio Bidone, y con la colaboración de la fiscal de juicio Marcela Falabella, se encontró en Pérez Corradi el móvil del triple homicidio.
“Se comprobaron sus vínculos con Forza y con Ferrón en lo que era la adquisición de efedrina para venderla a los carteles mexicanos; se probó que hubo una relación inicial que se fue desgastando al punto de indicarle claramente a un testigo que iba a matarlos”, indicó Bidone en el momento en que Pérez Corradi fue recapturado.
“Además, se probó su relación con la compra de efedrina proveniente de India y China, y se demostró su relación con dos empresas del rubro, Masterfarm (Jorge Ochoa) y Elvesta Argentina SA, que a su vez lo vinculan con el condenado Martín Lanatta”, añadió el fiscal.