Se desploma el consumo de carne vacuna en los supermercados y comercios barriales

Pacifico Sociales

En diciembre, el gasto interanual de los salteños en los supermercados creció un 22 por ciento nominal, es decir casi un 50 por ciento por debajo de la inflación.

Con resultados negativos reales por la contracción del consumo hubo rubros más afectados que otros en las góndolas.

Entre los alimentos, la carne se ubica muy abajo, con apenas un 18 por ciento de incremento.

El freno en el consumo de los cortes vacunos sa evidencia en el relevamiento que hace el Indec en los 46 puntos de ventas que tienen los súper en Salta.

En los mostradores, los carniceros advierten que los consumidores optan por cortes más populares y tratan de llevar lo justo y necesario.

Los consumidores compraron en diciembre carne por 93 millones de pesos contra 78 millones de pesos en diciembre de 2015.

El Instituto de la Promoción de la Carne Vacuna de Argentina (IPCVA) determinó un incremento de precios en 2016 del 10,1 por ciento. En las carnicerías dicen que el aumento en Salta fue mayor.

El porcentaje es cercano al resultado del relevamiento que hace el Instituto de Investigación Social Económica y Política (Isepci). De diciembre a diciembre, el gasto se elevó un 12,52 por ciento.

Año complejo

Al analizar por rubro, las alzas del gasto en supermercados estuvieron encabezadas por los electrodomésticos (44%), productos de limpieza (36%) y artículos de almacén (31,9%). En el mes de los festejos por la Navidad y el Año Nuevo las familias salteñas en todos los rubros pasaron de pagar 546,5 millones de pesos a 667,8 millones de pesos.

El recorte se puede observar en los rubros como “otros productos”, con caídas del 6 por ciento. Con gastos por debajo de la inflación anual, que se ubicó en 40 por ciento, aparecen la ropa (13%) y panadería (23%).

Caída general

Un informe de la Fundación Mediterránea apunta que el año pasado fue complejo para los supermercados. Aunque se incrementaron los volúmenes de dinero, las ventas reales se desplomaron.

Teniendo en cuenta los once primeros meses del año, en 2016 las ventas a precios corrientes sumaron $5.106,8 millones, lo cual representa una suba del 24,5% respecto al año 2015.

“Las ventas a precios constantes cayeron un 10,9% desde 2015 a 2016. Asimismo, cayeron un 8,8% con respecto al 2014. El valor promedio de las bocas de expendio, que resulta de dividir las ventas totales por la cantidad de bocas encuestadas, en términos nominales, para el 2016 fue de $118,8 mil, lo que representa un aumento del 18,8% con respecto a los $100 mil del 2015. En términos reales las ventas promedio experimentaron una disminución del 15% en comparación con el año anterior”, sostiene el informe que elaboró el economista Lucas Dapena.
eltribuno.info