Catalano: “Se pueden unificar las elecciones, es una cuestión de organización”

En el programa El Primero de la semana, Catalano explicó sobre la posibilidad de unificación de elecciones que la cuestión de la supremacía de la Justicia Federal queda zanjada ya que “la Junta Nacional Electoral, también concurre y el presidente de la junta es un juez de la Corte, o sea que es un organismo que tiene integración provincial.

Si el gobernador decide hacerla simultanea, hay una ley federal que sabemos cómo proceder, pero también hay un montón de precedentes. Pueden ser compatibles los dos sistemas, porque está representada la autoridad provincial en el organismo éste que es la junta nacional” aseguró el funcionario y agregó que “lo que tenemos que pensar es cómo le agilizamos la cuestión al elector”, para luego asegurar que “sí se puede hacer en simultáneo, es una cuestión de organización”.

Autarquía

El magistrado también se refirió a las presentaciones de los planes: estratégico y de autarquía económica, que se realizaron en la apertura del presente año judicial. Al respecto explicó que “el plan estratégico es el tercero, se lo diseñó para 10 años más, eso no implica que si se tiene que corregir se lo puede hacer.

Uno de esos puntos es la autarquía económico financiera. Actualmente el Poder Judicial conforma este presupuesto con 1800 millones de pesos. La Corte es la que decidió que era necesaria la autarquía financiera, por lo tanto dimos el primer paso, al igual que otras provincias hermanas y que la Nación Argentina, para darle calidad institucional, para lo que están y para los que vendrán, y por sobre todo pensando que es un servicio administrar justicia a disposición de los habitantes”.

Entre las posibilidades que otorga la autarquía económica y financiera, Catalano detalló que “el Poder Judicial va a poder disponer de su propia programación, porque, siempre lo digo, son pocos los jueces en Salta. Son 138 los jueces en la provincia, y una relación de un uno por ciento respecto a la población y no todos de primera instancia ni de la misma materia. Yo pienso que la relación tendría que ser de un tercio de la población como mínimo”.

Al respecto adelantó que “la Corte mandó el año pasado un proyecto de justicia municipal, es decir evitar que aquel que tenga un problema de pequeñas causas o menor cuantía, y tenga que hacer 300 o 600 kilómetros para ello, puedan ser resueltas por un juez de paz letrado en cada uno de los municipios”.

Sistema carcelario

Guillermo Catalano opinó también sobre el sistema carcelario y los derechos que asisten a los privados de libertad. Al respecto explicó que “desde 1985 la provincia cuenta con un juez de ejecución, cuya función fundamental es velar que se cumplan, dentro de los canales normales, aquel que está privado de su libertad. La Corte tiene, por obligación constitucional, visitas periódicas: vamos, observamos el sistema, levantamos un acta, y hacemos una comunicación al Ejecutivo de aquellas cosas que observamos, bien y mal. Los reclamos se canalizan vía juez de ejecución, en tanto y en cuanto pueden ser condiciones de agravamiento de la pena o de la privación de la libertad.

Salta es la única jurisdicción que tiene un juez de detenidos, cualquier persona privada de su libertad, hay un juez que puede velar por ellos”.

En la misma temática, el magistrado respondió sobre el proyecto de una policía judicial, y dijo que “era una policía científica para investigar el delito. Hubo dos, una a principios de los 60 y otra reinstalada la democracia. Ambas nunca se implementaron. Yo escribí que el Cuerpo de Investigaciones Fiscales, el CIF, sustituyó a la relegada Policía Judicial”.

Sobre la disposición del nuevo Código Procesal, que otorga la facultad investigativa a los fiscales, Catalano dijo que “es un proceso de reforma que no es de un año para el otro, este Código tiene 18 modificaciones por ley y no es perfecto, tiene sus defectos, pero sí es cierto que el juez que investigaba perdía mucho la objetividad.

Entonces el rol del que acusa es uno y el que juzga es otro”. Sobre el sistema penitenciario, el juez de la Corte de Justicia opinó que “nuestra Constitución dice que las cárceles deben ser sanas y limpias, etcétera, se puede decir que no son tan así, digamos que tenemos que mejorar, nuestro sistema provincial está al límite, lo que serían contraventores, la unidad carcelaria de acá, lo que sería el interior. Hemos visto que uno de los problemas era por los presos federales, y ahí sí hicieron algo, pero estamos al límite. En la última conversación que tuve con el doctor Cesar Rodríguez, que es el encargado del tema, es qué hacemos con Metán, que es una de las más viejas. En Salta, en la unidad carcelaria 4, en un lado hay cien mujeres y al lado hay mil varones, es mucho. En Metan hay una población más chica, pero acá está lleno”.