El crecimiento poblacional saca ventaja a los planes de viviendas

La demanda histórica es de 90.000 viviendas. Hay un crecimiento demográfico del 2,5%. Según las inmobiliarias, la inversión del Estado no resuelve el déficit habitacional.

La Nación invertirá más de 1.400 millones de pesos para la construcción de 1.665 viviendas en la capital y en cinco municipios del interior. Sin embargo, esta inyección de dinero no alcanza, ni mínimamente, para paliar déficit habitacional en Salta, que es uno de los más altos del país, según la opinión de expertos.

Juan Martín Biela, presidente del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de Salta (Cucis), sostuvo que desde 2010 la provincia tiene, de arrastre, un faltante de 90 mil viviendas, sin contar el porcentaje anual de crecimiento demográfico que es del 2,5 por ciento, lo que representan 6.000 viviendas más. “Si se tiene en cuenta que entre el Estado y el sector privado construyen un promedio de cuatro mil viviendas al año, de ese crecimiento nos queda un lastre de dos mil”, expresó Biella aEl Tribuno.

Los datos aportados por el directivo guardan directa relación con un informe del Indec que a fines de noviembre del año pasado dio cuenta que la ciudad de Salta es el centro urbano de mayor hacinamiento del país, con un promedio del 35 por ciento de sus hogares ocupados por cinco o más personas. Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos, sobre las 31 regiones consideradas como aglomerados en todo el territorio nacional, Salta se ubica en la cima en cuanto a dicho factor, con lo que se reafirma el déficit habitacional que históricamente sufre la capital en particular.

“En la medida que la Nación y la Provincia no inviertan como corresponde, el déficit habitacional en Salta se va a potenciar cada vez con más fuerza”, sentenció Biella. Dijo que en lo que va del año se está observado una mayor inversión en el sector, pero no así en el ámbito público. “Es indispensable que el Estado invierta más porque la obra pública, además de solucionar el problema habitacional, tiene un efecto multiplicador muy fuerte para la economía”, expresó.

Sergio Zorpudes, presidente del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), indicó que desde 2008 el gobierno de Juan Manuel Urtubey construyó 16.658 viviendas, lo que confirma el promedio de las 2.000 anuales que dio Biella. “El año más flojo ha sido 2016 porque apenas pudimos construir mil quinientas viviendas, pero este año vamos a llegar a las dos mil”, aseguró el funcionario. Sobre el particular, Biella cuestionó el hecho de que a veces se tergiversen las cifras de las viviendas que realmente se construyen. “El año pasado dijeron que habían construido más de cinco mil”, dijo. Y agregó: “Lo que pasa es que cuentan las viviendas que se están terminando de construir, las que se empezaron a construir y las que van a construir. Estas cosas no sirven porque llevan a la confusión. Lo real es que las de 2016 fueron mil quinientas y para corroborarlo las podemos contar. No vamos a demorar mucho, con dos o tres días alcanza. Por eso celebro que ahora se confirme lo que estoy diciendo”.

Mayor compromiso

El presidente del Cucis consideró que la Provincia no solo debe invertir más, sino que debe reclamar con mayor energía a la Nación un incremento acorde a las necesidades para hacer frente al déficit habitacional. Puso como ejemplo a la provincia Jujuy que, a pesar de tener la mitad de población que Salta, en los dos últimos años ha construido siete mil viviendas. “Ahora el gobernador (Gerardo) Morales recibió una inyección importante para más viviendas. Eso es lo que tenemos que hacer nosotros, poner las cartas sobre la mesa ante la Nación para empezar a revertir esta situación”, opinó Biella. “¿Cómo es posible que una provincia más chica pueda conseguir más recursos y nosotros no?”, se preguntó.

También señaló que otro de los problemas que afecta a la ciudad capital es la carencia de terrenos, lo que a corto plazo va a atentar fuertemente en la construcción de las futuras viviendas. “Lo que pasa es que la Nación envía dinero para hacer casas, pero los funcionarios tienen que hacer ver que tenemos una marcada carencia de terrenos. Salvo dos o tres predios grandes, como los de Valle Escondido y el Aybal, dentro de poco ya no habrá dónde construir y este no es un tema menor”, advirtió.

Por ese motivo, Biella planteó la necesidad de que se construyan edificios de altura. “Si en el predio de Pereyra Rozas se hubiera proyectado la construcción de edificios se habría podido cuadruplicar el número de viviendas”, aseguró. En ese sentido Biella fue categórico en sus expresiones al señalar que “en las condiciones que estamos no nos podemos dar el lujo de desperdiciar más terrenos porque después nos vamos a lamentar. Por eso yo siento mucho que no se haya contemplado esta situación cuando se resolvió la expropiación de esas tierras”.