El boleto de Saeta podría aumentar 90 centavos

Locales Pacifico

Lo adelantó el titular de la sociedad estatal, Claudio Mastrandrea.La suba se analiza tras un reclamo de las empresas de transporte público.
El reclamo público de las empresas que operan en los corredores de Saeta se veía venir desde principios de este mes, cuando en el Gobierno provincial cortaron todo diálogo con los titulares de las concesionarias. En una solicitada, publicada ayer, advirtieron que “peligra la prestación del servicio de transporte de pasajeros”, debido a la falta de actualización del precio que reciben por los kilómetros que recorren las unidades que operan en los circuitos metropolitanos.

Para cumplir con ese requerimiento no hay muchas opciones: o se incrementan los subsidios estatales (de Nación y Provincia) sobre el sistema o se aumenta el precio del boleto de los colectivos. Según adelantó a El Tribuno el titular de Saeta, Claudio Mastrandrea, se avanzaría sobre la segunda alternativa, y estimó que el ajuste tarifario “sería del 15 o 16 por ciento”.

Aunque aún no se determinó la fecha de inicio del proceso administrativo para la suba, si se cumplen esos porcentajes el boleto costaría $6,80 en los horarios picos y $6,20 en la hora valle. Un aumento de 90 centavos.

Retraso

Entre 2015 y 2016, el monto que perciben las operadoras tuvo una suba del 30%, mientras que la inflación en esos dos períodos superó el 65%, que es uno de los puntos que reclamaron ayer en la solicitada.

Este año las negociaciones entre Saeta y las subconcesionarias están trabadas.

Mastrandrea dio a conocer que el último ofrecimiento que se les acercó a las empresas fue de un incremento del 20%, escalonado a lo largo del año, en el precio del kilómetro recorrido. Las transportistas, en tanto, piden un 35%, aunque una de ellas aceptó la propuesta oficial, según dijo el funcionario.

“Fue apresurada la solicitada que publicaron las subconcesionarias porque todavía estamos en etapa de negociación”, consideró el presidente de la sociedad estatal que administra los servicios de colectivos del área metropolitana.

“Nuestra preocupación no solo es ver el equilibrio financiero de las empresas sino también el equilibrio social de los usuarios del transporte urbano”, aclaró Mastrandrea.

Explicó, además, que si bien en los dos últimos años se aumentó un 30% los montos que reciben las operadoras, desde Saeta se hacen cargo del 60% de los costos de las firmas, con el pago de los sueldos de los trabajadores de las diferentes líneas y el gasoil de los colectivos. El resto de los gastos, de mantenimiento y renovación de las unidades, corresponde a los empresarios.

“Si se tiene en cuenta esa variable, el año pasado, por ejemplo, las empresas recibieron un 25% de incremento”, aseguró.

En rojo

En un raid mediático, ayer el abogado de las transportistas, Hipólito Irigoyen, aseguró que las firmas “no llegan a cubrir los costos operativos”, con los actuales montos que reciben.

Destacó que mientras el boleto de Saeta tuvo una suba del 65% desde 2015, las operadoras recibieron un incremento en la concesión mucho menor. “Lo ideal es que el sistema se autofinancie”, sostuvo.