Denuncia de Nisman: Cristina Kirchner volvió a pedir el apartamiento del juez Ariel Lijo

La ex presidente Cristina Kirchner volvió a pedir el apartamiento del juez federal Ariel Lijo de la causa en la que está imputada por el presunto encubrimiento de los acusados del atentado a la AMIA mediante el dictado del memorándum de entendimiento con Irán y que se inició por la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman.

Fuentes judiciales informaron a Infobae que el abogado de la ex mandataria, Alejandro Rúa, hizo el planteo ayer en una audiencia oral en la Cámara Federal que ahora deberá resolver si confirma o aparta a Lijo del expediente.

La defensa de Cristina Kirchner objetó a Lijo porque señaló que el año pasado el magistrado fue apartado de la primera investigación por el encubrimiento de la investigación del atentado por falta de imparcialidad, por inacción y por no seguir lineamientos marcados por la Cámara sobre la responsabilidad en el caso de Carlos Corach, ex ministro del Interior del gobierno de Carlos Menem.

Rúa señaló que por ese apartamiento el juez no puede intervenir en otro expediente por encubrimiento del atentado a la AMIA. El abogado expuso en la audiencia que ambas causas de encubrimiento son conexas porque remiten al atentado y si el magistrado fue apartado de una de ellas no puede intervenir en la otra.

La ex mandataria había pedido a fines de febrero el apartamiento de Lijo pero el magistrado rechazó el planteo y elevó el caso a la Cámara.

Lijo sostuvo en su rechazo que las dos causas de encubrimiento difieren en sus acusados, en los momentos en los que ocurrieron y en lo que se denunció para investigar. El juez agregó que cuando Nisman presentó la denuncia en enero de 2015 primero lo hizo en su juzgado porque entendió que se vinculaba con el primer expediente de encubrimiento pero explicó que rechazó ese planteo porque entendió que no eran causas para acumular.
La continuidad o apartamiento del juez Lijo en la causa la tienen los camaristas Leopoldo Bruglia y Eduardo Farah, quienes ayer escucharon al abogado de Cristina Kirchner.

Nisman denunció el 14 de enero de 2015 a la entonces Presidente, al canciller Héctor Timerman y a otros funcionarios y allegados del gobierno, como el dirigente social Luis D´Elía y el diputado Andrés Larroque, por el presunto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado a la AMIA a través de la firma del memorándum de entendimiento con Irán. Cuatro días después, Nisman fue encontrado muerto con un disparo en la cabeza en el baño de su departamento en Puerto Madero.

El fiscal Pollicita imputó a los acusados para iniciar una investigación. Pero el juez Daniel Rafecas desestimó la denuncia por inexistencia de delito, lo que fue confirmado por la Cámara Federal primero y luego por el fiscal de la Cámara Federal de Casación Penal Javier de Luca.

No obstante en diciembre pasado la Cámara Federal de Casación Penal ordenó investigar la denuncia y apartó a Rafecas del caso.

El nuevo juez sorteado fue Lijo que delegó la causa en Pollicita, quien ordenó medidas de prueba para comenzar la investigación, como el cruce de teléfonos de los acusados, sus entradas y salidas del país y los registros de visitas a organismos públicos como la Casa Rosada y la quinta de Olivos, entre otras. Pollicita también imputó en la causa al ex ministro de Planificación Federal Julio Miguel De Vido, al ex titular de la Agencia Federal de Inteligencia Oscar Parrilli, al ex secretario de Legal y Técnica Carlos Zannini y la ex procuradora del Tesoro Angelina Abbona.

Además del apartamiento de Lijo, la defensa de la ex Presidente pidió en su primera recusación que en el caso tampoco intervenga el juez Claudio Bonadio.
Bonadio tiene una causa paralela en la que la DAIA denunció a Timerman por presunta traición a la patria por un audio en el que dice que Irán fue el responsable del atentado a la AMIA, ocurrido el 18 de julio de 1994 y que provocó 85 muertes y dejó más de 300 personas heridas.

Bonadio le pidió a Lijo la denuncia de Nisman para acumularla con su expediente. Ese planteo todavía no fue resuelto.

La defensa de la ex presidente no quiere que Bonadio intervenga porque fue el primer juez -antes que Lijo- en investigar el encubrimiento del atentado y fue apartado en 2005 por falta de imparcialidad por no investigar a Corach, con quien trabajó durante el primer gobierno de Menem.

“Resulta absurdo y violenta el sentido común, que los dos jueces que estuvieron a cargo de investigar el encubrimiento del atentado a la AMIA durante años, y que fueran separados de las causas por sus superiores con severísimos y contundentes pronunciamientos, hoy estén disputando jurisdicción para ver cuál de los dos ´se va a quedar´ con una nueva causa de encubrimiento de la AMIA”, había dicho la defensa de Cristina Kirchner en la recusación de febrero pasado.

Cristina Kirchner pidió que la causa por la denuncia de Nisman la investigue el juez Rodolfo Canicoba Corral, quien tiene a su cargo la causa del atentado a la AMIA.

Ese pedido todavía no se resolvió al igual que la acumulación o no de las dos causas. Eso quedará pendiente hasta que se defina si Lijo continúa en el expediente.
infobae