Al inicio del año, la crisis en los lácteos se agudizó

Las ventas en los supermercados bajaron un 9%.Aparentemente el sector estaría recuperándose.
Los salteños cada vez consumen menos lácteos. La crisis que está atravesando el sector en la provincia se profundizó aún más en los primeros meses del año. Según datos proporcionados por la encuesta de supermercados realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos de la República Argentina (Indec), entre los meses de diciembre de 2016 y febrero de 2017 el consumo de lácteos en la provincia disminuyó un 9%. En diciembre de 2016 se vendieron 41.431 millones de pesos en productos lácteos en los distintos supermercados de la provincia. Estas ventas descendieron en los dos primeros meses del año. En enero totalizaron 38.313 millones de pesos, mientras que en febrero 37.731 millones de pesos.

Uno de los principales motivos de la caída en la venta de lácteos es el incremento en los precios que tuvieron estos productos, además el deterioro que se produjo el año pasado en el salario de los trabajadores. “La baja en el consumo de lácteos se debe al enfriamiento de la economía, la inflación y la baja de consumo en general. A nivel nacional bajo un 25% el consumo de lácteos en el 2016 con respecto al 2015″, comentó el referente del sector agropecuario Lucio Paz Posse a El Tribuno.

Los lácteos son uno de los artículos que más aumentaron entre febrero de 2016 y febrero de 2017, además de los productos que menos crecieron frente a la inflación en cuanto a sus ventas.

Si tomamos como referencia la medición de IPC Congreso que se realizó entre los meses de febrero y abril de 2016 (ya que no había estadísticas oficiales durante esa época) y la del Indec para el resto del año, la inflación de los productos lácteos durante ese período superó el 35 por ciento. Quedaron muy lejos del 17 por ciento promedio de incremento que registraron en igual período las ventas en supermercados.

Leve repunte

Pero no todas serían malas noticias para el sector lácteo, o por lo menos para las segundas marcas. Según Paz Posse, después de un año que tuvo bajas históricas, el sector se está recuperando poco a poco, aunque todavía no hay estadísticas oficiales. “Desde marzo se está incrementando levemente el consumo, según los últimos datos que me pasaron es de casi un 10%. Esto entiendo que se debe a que ganaron mercado muchas pymes que tienen precios más bajos de sus productos”, explicó el referente del campo.

Semanas atrás El Tribuno había sacado un informe en el que la cooperativa de productores lecheros Cosalta había aumentado un 5% la producción y la venta de lácteos en la provincia. Esta situación se había producido gracias a la crisis que están atravesando las principales marcas, como SanCor o La Serenísima.

Es más, este dato también fue confirmado a este medio por el gerente de un importante supermercado. “Los grandes ganadores de estas bajas fueron las segundas marcas. El consumo de lácteos se mantuvo, seguimos vendiendo la misma cantidad pero eso hizo que crecieran otras marcas”, explicó el directivo.

“Yo creo que de a poco se tiene que ir recuperando el sector, principalmente si se reactiva la economía. También está el tema de SanCor, que con la intervención del Gobierno, a través del presidente Mauricio Macri, es importante porque se identificaron puntos críticos, tales como los temas laborales, relación con Atilra (Asociación de Trabajadores de la Industria de la República Argentina), la presión fiscal, etc.”, dilucidó Lucio Paz Posse. Y continuó: “Al visibilizarlos puede el Gobierno tomar medidas y actuar en consecuencia, y buscar el equilibrio en la cadena de valor. Por otro lado, es fundamental el control a las grandes cadenas de supermercados que remarcan de una forma exorbitante”.
eltribuno.info