Inmobiliarias, en la mira de la AFIP

Pacifico Sociales

El organismo recaudador les exigirá desde diciembre operar con posnet y abre un canal de denuncias para aquellas que no expidan facturas en sus operaciones.

La AFIP puso en marcha un plan que obliga a todas las inmobiliarias a trabajar con posnet y prohibe que las operaciones de compra-venta y de alquiler se realicen en efectivo. Además, les exige la entrega de facturas para todas sus transacciones y prevé un canal de denuncia para aquellos que no lo hagan.
A principio de año, el titular de la AFIP, Alberto Abad, anunció que los inquilinos podrían deducir de Ganancias el pago de hasta el 40% del valor del alquiler, con un tope anual de $51.967, certificando que son locatarios de una vivienda única y que no son propietarios de otra casa o departamento. Lo cierto es que para ello es necesario cargar, a través de la página de la AFIP, la factura de alquiler y el contrato, algo que pocos propietarios entregan a sus inquilinos, según publicó en un artículo Ambito.com

La situación

Lo que sucede, es que los propietarios no quieren blanquear los alquileres y las inmobiliarias tampoco suelen entregar factura de sus operaciones. Los inquilinos, por su parte, no quieren denunciar las irregularidades porque tienen miedo de quedarse sin vivienda, por lo que son los más perjudicados, y por este motivo son los más perjudicados.
Ante esta situación, se determinó realizar una campaña de difusión de los derechos fiscales de los inquilinos y crear un sistema de denuncias anónimas para que los inquilinos se sientan más seguros y resguardados a la hora de denunciar a los propietarios o a las inmobiliarias.
Desde diciembre las inmobiliarias estarán obligadas a tener posnet y estarán prohibidas las operaciones en efectivo; será una forma de que los inversores tengan sí o sí que blanquear su dinero.
Por ahora la decisión no fue comunicada a las inmobiliarias.
La medida ya es cuestionada por los agentes inmobiliarios, quienes consideran que los nuevos requisitos se convertirán en una traba más para un mercado ya golpeado por la crisis.
eltribuno.info