Caso Paola Álvarez: las cámaras de video contradicen la declaración y se complica la situación de Zambrani

También se determinó que días antes a la desaparición de la joven mamá, el acusado por el delito de homicidio buscó por internet cloroformo y diazepam.
El análisis de nuevas imágenes de las cámaras de video contradice las declaraciones testimoniales de Santiago Zambrani, el principal sospechoso por la desaparición de Paola Álvarez, y su madre. La fiscalía que lleva adelante la investigación –bajo secreto de sumario-, indicó que son contundentes las pruebas en contra de los acusados.
Desde que fue detenido, Zambrani amplió su declaración indagatoria e insistió en su inocencia aunque incurrió en contradicciones. Rectificó algunos lugares en los que dijo haber estado los días posteriores a la desaparición de la joven mamá de 21 años. También negó haber conducido la camioneta VW Amaraok, propiedad de su padre, y aseguró que era su madre quién lo hacía.
El fiscal a cargo del caso señaló que del análisis de las cámaras de videovigilancia, se puede apreciar varios movimientos extraños de la camioneta que era conducida por Santiago Zambrani, contradiciendo su declaración y la de su madre.
Como resultado de los primeros análisis técnicos realizados al celular del acusado, se estableció que en los días previos a la desaparición de Paola, Zambrani consultó sitios web sobre cómo usar cloroformo, sus efectos y dónde podía adquirirlo. También se determinó que al momento de realizar la publicación publicación en su cuenta de Facebook –en la despedía a Paola y por la cual fue detenido- habría realizado búsquedas sobre cómo usar el Diazepam, un fármaco especial, sus efectos y cuáles serían las consecuencias de su consumo con alcohol.
Por otro lado se indicó que también se hallaron rastros de búsquedas relacionadas a prácticas sexuales de distintas índoles, entre ellas sitios de zoofilia.
Zambrani está imputado como autor del delito de homicidio calificado y sus padres como partícipes secundarios.
lagacetasalta