La sanción del acoso callejero en la provincia obtuvo media sanción

Con la modificación del Código Contravencional se prevén sanciones monetarias e incluso la prisión para quienes acosen a mujeres.

En Salta, la sanción al acoso callejero fue aprobada en la Cámara de Diputados. Ahora la iniciativa pasó a la cámara alta para buscar la sanción definitiva y empezar a aplicarse a lo largo y ancho de la provincia.
Con la modificación del artículo 74 del Código Contravencional de la Provincia de Salta -Ley 7135- se establece que el acoso, concretado en lugares públicos o de acceso público, será considero una infracción a la norma, que amerita sanción. En la iniciativa se prevé penas que alcanzan hasta 20 días de prisión efectiva; multas económicas equivalentes al valor de cada día de prisión, valuado en 10 litros de nafta súper, ($204,60); o trabajo comunitario.
En diálogo con LA GACETA el autor de la iniciativa, Emanuel Sierra, enfatizó la importancia del avance legislativo del proyecto porque el acoso “genera hostigamiento, miedo y humillación en las mujeres que debemos proteger”.
El legislador oriundo de Metán, enfatizó que con esta norma “la mujer debe sentirse protegida y el acosador saber que su actuación puede ser sancionada”; y destacó que para su implementación las mujeres podrán denunciar los casos a la Policía e incluso testimoniar lo sucedido a través de fotos, videos o cámaras de videovigilancia.
Miembros de Mujeres de la Matria Latinoamericana (Mumala) se hicieron presentes en la Legislatura para presenciar el debate y celebraron la aprobación de la medida. Malvina Gareca afirmó que la modificación de Código Contravencional “representa una buena herramienta” para que las mujeres se sientan más seguras.
“Esto generará cambios porque ahora una mujer puede recurrir a un policía cuando se sienta acosada y la fuerza de seguridad debe intervenir. También deben hacerse campañas desde el Estado para promover y concientizar la no realización de estos actos”, detalló la dirigente.
El proyecto se aprobó con el voto mayoritario del cuerpo aunque el Partido Obrero planteó cuestionamientos por lo que solicitó abstenerse de la votación.