Propondrán eliminar el depósito para bajar los alquileres en Salta

Con una póliza de caución no se pagaría más el equivalente a un mes de alquiler.Para Santiago Godoy, “a la comisión inmobiliaria tiene que pagarla el propietario”.Resultado de imagen para alquilo

La Cámara Inmobiliaria de Salta propondrá a Diputados eliminar el “depósito” que se cobra a la hora de alquilar una vivienda, como medida para bajar los costos. El sector busca que, en su lugar, exista una “garantía social”, que funcionaría mediante una póliza de caución.

Con esto ya no se pagaría más el equivalente a un mes por cada año de alquiler sino un monto bastante inferior (una prima del seguro) que reduciría el gasto inicial de un inquilino, que, en promedio, está entre 15 y 25 mil pesos.

En la actualidad el depósito se reintegra al finalizar el contrato de locación dependiendo del estado en que haya quedado el inmueble. El dueño puede utilizar parte de ese dinero para reparar los daños o deterioros.

A partir de hoy en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires los inquilinos ya no tienen que pagar comisión inmobiliaria debido a que entra en vigencia una ley aprobada en agosto pasado que así lo ordena. En Salta, donde la demanda de alquileres es elevada, el diputado Santiago Godoy también planteó que los propietarios se hagan cargo de dichos honorarios y abrió el debate. Al mismo tiempo, convocó a las inmobiliarias a presentar sus propuestas para buscar una solución en conjunto.

“Debido a la crisis económica que atravesamos, el proyecto consiste en reformar la ley del corretaje inmobiliario poniendo un tope y estableciendo que la comisión inmobiliaria está a cargo del locador y no del locatario, con lo que se reduciría el 35% del monto de los alquileres”, señaló Godoy.

En contrapartida, el presidente de la Cámara Inmobiliaria de Salta, Juan Martín Biella, apuntó contra la norma aprobada en Buenos Aires y sostuvo que es inconstitucional. “Nosotros somos profesionales inmobiliarios, cobramos honorarios por intermediar y unir a las dos partes. Si el Estado me dice que yo solo cobro y trabajo para una parte va a ser mandatario. Eso quiere decir que ya no es el mercado el que pone el precio del alquiler, que yo trabajo para un propietario y ahí está la inconstitucionalidad de la norma, por eso va a caer”, señaló Biella.

Sin embargo, para el diputado Godoy el trabajo del comisionista se inclina más a complacer al dueño de casa y no tanto al inquilino.

Menos oferta

De acuerdo a Biella, en Buenos Aires los propietarios empezaron a retirar sus propiedades del mercado de alquiler y las pusieron en venta, lo que ocasionó de forma inmediata una suba del 10% de los precios que en definitiva terminará pagando el inquilino.

La picardía de los corredores porteños no se replica en la provincia debido a que este tipo de situaciones son resueltas por el tribunal de Ética, y en caso de ser necesario, le quitan la matrícula al intermediario o comisionista.

La Cámara Inmobiliaria preparará un informe en base a estudios concretos sobre las alternativas que considera conveniente, tanto para dueños como para los que pagan por un lugar donde vivir.

“Estamos trabajando junto con Diputados en un paquete de medidas que bajen el costo de un alquiler: depósito, sellado, expensas, no es fácil pero creo que se lo puede lograr”, destacó Biella.

El empresario advirtió: “Al bajar el riesgo la gente invierte, construye y alquila. Si rompés la cadena y el señor ya no quiere invertir para alquilar, retira la propiedad del mercado, hay menos propiedades en alquiler y, por lo tanto, suben los precios”.

Por su parte, el legislador provincial buscará que su proyecto sea tratado en la Cámara en el corto plazo.

 

Honorarios a medias, otra de las alternativas

La medida se aplica en Chubut y será propuesta por el sector inmobiliario.

La mayoría de los alquileres en Salta son de viviendas sociales construidas por el Estado provincial en distintos barrios (El Tribuno, Intersindical, Castañares, El Huaico, entre tantos otros), según el titular de la Cámara Inmobiliaria local, Juan Martín Biella.

Por eso, otra de las propuestas se enfocará a este sector. “En estos casos, los honorarios (comisión inmobiliaria) pueden ser compartidos entre el propietario y el inquilino, como funciona en Chubut. Nos fuimos para allá y trajimos los antecedentes”, comentó el empresario inmobiliario.

Actualmente rentar una casa o un departamento de dos o tres dormitorios en estos barrios cuesta 5, 6, 7 y hasta 8 mil pesos, con algunas mejoras. Un departamento en el centro de la Capital salteña con un dormitorio está, en promedio, entre 5 a 6 mil pesos mensuales.

Otro dato interesante es que los alquileres en la zona norte de la ciudad, en los barrios El Huaico y Parque Belgrano, son más costosos que en las barriadas sureñas, sin embargo siguen siendo los más buscados.

En Capital Federal hay 400 mil inquilinos y 100 mil propietarios. En Salta, hay 35 mil inquilinos y 20 mil propietarios. “Esto quiere decir que aproximadamente el 90% de los propietarios salteños tiene una casa alquilada”, señaló Juan Martín Biella, haciendo hincapié en el negocio de rentas que predomina en Buenos Aires. “En Salta la situación es distinta, muy pocos se salen del esquema”, agregó.

Una vivienda social de hasta 8.080 pesos mensuales no paga el impuesto de sellado, que es el 2,4% del total del contrato. Al resto lo debe pagar. Para el diputado provincial Santiago Godoy el sellado tampoco tiene que estar a cargo del locatario. “Que el Estado se haga cargo de una parte y el locatario de otra, repartamos las cargas en esta época de carencias”, propuso Godoy.

Para el legislador provincial, no se puede afirmar con certeza que las viviendas sociales no paguen sellado. “Una vivienda de locación que necesita sellar un contrato sí paga sellado. Por eso tiene que haber una compensación económica, una parte el Estado, la otra el locatario y también el locador. Así sería más barato y todo el mundo estaría contento”, agregó Santiago Godoy.

El sellado debe pagarse indefectiblemente, dado que se trata de un impuesto que le otorga validez a un contrato en caso de incumplimiento.  fuente: eltribuno.info