Reynoso insistió en su inocencia

Sereno, acaparando todas las miradas y con un discurso estudiado al detalle, Raúl Reynoso se sentó por primera vez en el banquillo de los acusados para enfrentar las graves acusaciones que pesan en su contra y que lo tienen detenido por, presuntamente, ser el líder de una asociación ilícita que pedía coimas para beneficiar a detenidos por narcotráfico con liberaciones u otros privilegios.

En la tercera audiencia se produjo el hecho más esperado: la declaración del principal acusado, que además fue el único de los ocho imputados que optó por declarar, ya que René GómezArsenio GaonaMaría Elena EsperArmando ValorMiguel SaavedraCésar Aparicio y Rosalía Aparicio decidieron abstenerse de declarar, sin perjuicio de poder hacerlo en cualquier momento del juicio.

En una audiencia que comenzó con extrema puntualidad, Reynoso pidió declarar, se paró y con el chaleco del Servicio Penitenciario Federal a cuestas, se sentó frente al Tribunal Oral Federal integrado por los jueces Federico DíazGabriel Eduardo Casas y Carlos Enrique Jiménez Montilla para iniciar un pormenorizado relato que se extendió por alrededor de cuatro horas y media.

“Rechazo todas las imputaciones en mi contra”, fue la primera frase de un Reynoso que demostró que en el tiempo en el que lleva detenido (desde el 1 de mayo de 2016) estudió en detalle la causa que pesa sobre él, por lo que a lo largo de su exposición se refirió individualmente a casi todas las causas en las que intervino como juez y se sospecha de sus determinaciones.

Los cinco ejes de su estrategia defensiva

Para sostener su inocencia e intentar derribar las acusaciones por las que llegó a juicio, Reynoso apoyó su relato en cinco ejes que utilizó para justificar sus resoluciones en cada uno de los hechos que conforman la imputación de asociación ilícita, concusión y prevaricato que pesan en su contra.

1- El exceso trabajo

Como lo hizo siempre, incluso antes de ser investigado y era reconocido a nivel nacional por encabezar uno de los juzgados más calientes del país, Reynoso destacó la gran cantidad de trabajo que tuvo que llevar adelante en sus once años como juez Federal de Orán. Hizo hincapié en los más de 31.000 expedientes en los que intervino, las 3.000 sentencias que dictó y en los más de 300 detenidos simultáneos que llegó a manejar en una frontera atravesada por el narcotráfico, la violencia y un sinnúmero de delitos que se cometen.   fuente: lagacetasalta.com.ar