Cuestionan los índices del Indec sobre la disminución de la pobreza

El informe compara cifras que los especialistas definen como incomparables para concluir que en Argentina hay menos pobres. Conocé las razones.

El Indec publicó hace pocos días su último informe sobre pobreza e indigencia para el primer semestre del año y arrojó como resultado una disminución de los índices en todo el país. Sin embargo, los resultados no serían un indicador fiable, según lo explican algunos investigadores.

Uno de ellos es Jorge Paz, economista e investigador del Conicet y titular del IELDE, quien explicó que según su criterio, la pobreza no cayó. “No podemos saber lo que pasó con la pobreza en el último año porque estamos comparando limones con remolachas, cosas incomparables”, dijo en una entrevista con FM Cielo de La Plata.

En el trabajo del organismo, los datos que se comparan corresponden al primer semestre de 2017 contra el primer semestre de 2016, cuando el período con el que tendría que compararse debió ser el del primer semestre, pero que no está disponible porque en ese momento el Indec estaba en proceso de reestructurarse. “Argentina se caracteriza, entre los países de América Latina y el mundo, por tener variables muy volátiles, que se modifican por circunstancias políticas, institucionales, económicas. Si mido la pobreza monetaria miro variables muy volátiles, como ingresos y precios y no se puede comparar la evolución de las variables en períodos completamente diferentes, en una economía completamente desordenada como la de Argentina”, dice Paz.

Desde este punto de vista, la baja de la inflación también se suma a los ajustes y paritarias que se hicieron en los meses comparados, todo lo cual resulta en un índice menor de pobreza e indigencia, pero no que no representa necesariamente una merma real.

De acuerdo a esta lógica, también se podrían comparar los dos primeros trimestres de 2017 y se observaría que en realidad la pobreza aumentó. “Indec calcula la pobreza para el primer semestre, pero en el primer trimestre de 2017 dio el 27%, y en el segundo trimestre dio el 28,6%, es decir que aumentó”, dice Paz. “No podemos comparar sin tener una tendencia clara. Lo que se puede decir con precisión es que no debe haber aumentado la pobreza, pero no es lo mismo que decir que bajó”, explica.

Paz también se refirió a los índices en la Ciudad de Buenos Aires, donde la pobreza pasó del 9% al 14%. “No hay números que permitan realizar una comparación fiable. En Argentina un semestre es un mundo completamente diferente al otro porque hay mucha volatilidad en la economía. Estamos festejando algo que no sea para festejar y preocupándonos por cosas que no son para preocupar. Creo que la pobreza no debe haber aumentado, pero tampoco cayó tanto”, concluyó.. fuente: lagacetasalta.com.ar