Habilitan el puente Bailey, pero aparecen más cortes en la ruta 13

La ruta que atraviesa Rivadavia Banda Sur está cortada en al menos otros 4 puntos.Un enorme socavón amenaza con cortar el tránsito en la 34, cerca de Coronel Cornejo
Un alivio para los casi 5.000 habitantes de Rivadavia Banda Sur. Ayer, luego de 10 días, quedó habilitado el paso sobre el puente Bailey en la ruta 13, que los desbordes del río Bermejo habían cortado el pasado 5 de febrero.

Con esta obra, que se llevó a cabo entre Vialidad de la Nación y de la Provincia, junto al Ejército, la localidad cabecera del departamento quedó nuevamente comunicada por vía terrestre, con lo cual se agiliza el traslado de la ayuda para los parajes afectados por las inundaciones.

Pero esta buena noticia se vio opacada por las últimas informaciones, que daban cuenta de nuevos problemas en la misma ruta 13, ya que 25 kilómetros al este de Rivadavia se registraban más cortes.

Pobladores de parajes ubicados en esa zona daban cuenta de al menos otros tres, con lo cual la ayuda para las otras poblaciones se verá igualmente afectada.

Julia Flores, exconcejal de Rivadavia Banda Sur, envió un mensaje a El Tribuno donde confirmó la información. “Terminan de habilitar el puente en la ruta 13, a 4 km del ingreso al pueblo donde se produjo el corte por la crecida del Bermejo, pero la ruta no finaliza en el pueblo, sino que sigue hasta el límite con la provincia de Chaco. En ese tramo también tiene varios cortes. El primero está a 25 kilómetros del pueblo y los restantes están separados a 1 kilómetro y a 100 y 150 metros”. Con esta confirmación son varios los parajes a los que no se puede llegar con la ayuda. Según el diputado Jesús Villa, al menos otras 4.000 personas viven en puestos y poblaciones de ese lugar.

En la 34

Las precipitaciones y escurrimientos de ayer preocupaban en la ruta 34, a la altura de Coronel Cornejo, donde un enorme socavón amenazaba con cortar la cinta asfáltica. Al este de ese lugar, en la ruta 135, decenas de parajes permanecían totalmente aislados.

Mientras tanto, la situación en los caudales del Bermejo y del Pilcomayo no mostraba mejorías en su cauce medio, ya que las lluvias localizadas de estas últimas horas no ayudaron a mejorar el panorama.

En la Curvita y Alto La Sierra, puntos extremos de las inundaciones en el Pilcomayo, las imágenes enviadas a El Tribuno mostraban la bajante del agua, pero también los daños en las viviendas y un completo anegamiento que hace imposible llegar a esa lugares con ayuda.

Corebe

Por su parte, desde la Comisión Regional del Bermejo (Corebe) informaron que los niveles de los ríos en la cuenca alta se encuentran en descenso, pero las precipitaciones ocurridas durante el fin de semana aun mantienen niveles altos, por lo que se sugiere mantener en alerta a las poblaciones ribereñas. En la cuenca baja se encuentra estable, aunque con los niveles altos aún.
eltribuno.info