Para el Mundial salieron u$s 30 M de las reservas

Las expectativas oficiales de que el Mundial dispararía la demanda de dólares de los turistas argentinos se confirmaron finalmente en las mayores ventas que debieron hacer los bancos durante estos días, pero no representaron, así y todo, un fenómeno difícil de sortear para el Banco Central.

La compra de divisas que concede la AFIP para viajar al exterior aumentó, según los datos que informa el organismo, más de un 40% desde los días previos a la inauguración del campeonato del mundo en el Arena Corinthians hasta la final de ayer. Quienes accedieron a este permiso oficial compraron más de u$s 30 millones durante el transcurso del torneo.

La cifra, claramente modesta frente al resto de las necesidades que enfrenta hoy Juan Carlos Fábrega, superó ampliamente los u$s 20,2 millones que habían pedido los turistas argentinos en los 30 días anteriores.

La incidencia que podía tener el Mundial en el mercado cambiario, y como consecuencia en los esfuerzos oficiales para sumar reservas, había preocupado inicialmente al Gobierno en mayo pasado, cuando lanzó una dura advertencia para quienes viajaran al país vecino: la AFIP pondría la mira sobre aquellos que pasaran la frontera para ver a la Selección como lo había hecho, por esos días, sobre quienes habían ido a Las Vegas a ver la pelea del boxeador argentino Maravilla Martínez. Contrariamente a lo que se preveía, el Central no sintió en este tiempo demasiadas presiones cambiarias (al menos en lo que corresponde a este factor) y logró mostrar un balance apenas positivo durante toda la copa del mundo: sus reservas aumentaron u$s 836 millones desde el 11 de junio hasta hoy, y quedaron en los u$s 29.628 millones (si bien falta computar aún el pago de los bonos Discount, mayor que los u$s 600 millones que quedaron trabados en el Bank of New York por el litigio con los holdouts).

 

ambito.com