Cobrarían como un jubilado los hijos de salteñas asesinadas

Los hijos de las víctimas de femicidios podrían cobrar un monto mensual equivalente a una jubilación mínima, que ahora es de unos 7.700 pesos. Hoy se trataría en la Cámara de Diputados de Salta un proyecto que crea un régimen de reparación económica para estos niños, niñas y adolescentes.

El pago se mantendrá hasta los 21 años. En caso de no poseer una cobertura integral de salud, el Estado les deberá asignar una para atender necesidades de salud física y psíquica.

“Después de sobrevivir al horror, el Estado debe proteger a estos niños, que perdieron a su madre. En muchos casos ellos vieron como su padre la mató e incluso también fueron víctimas de la violencia”, apuntó la diputada Socorro López, quien presentó el proyecto el año pasado junto la exlegisladora Matilde Balduzzi.

Uno de los casos más recientes es el de Andrea Neri, quien murió tras recibir varios golpes de su pareja Gabriel “Chirete” Herrera en la cárcel. El hijo de ambos quedó a cuidado de familiares.

La reparación que recibirían los chicos será compatible con la asignación universal por hijo y otros programas sociales nacionales y provinciales.

“El monto de dinero no reparará el daño, pero puede ser una ayuda. Esperemos que se convierta en ley para proteger a estos huérfanos”, expresó la legisladora López. Si avanza, el proyecto deberá seguir un camino en el Senado para la posterior sanción.

Hoy se espera que llegue al recinto con dictámenes de Derechos Humanos, Legislación General, Justicia y Hacienda. “La ley sería un gran avance. El Estado es el que tiene que garantizar a los niños la contención y la asistencia”, agregó López.

El pago mensual sería percibido por las personas que se encuentren al cuidado de los chicos, ya sea tutor, curador, guardador o adoptante. “Por ningún motivo la reparación puede ser percibida por el progenitor u otra persona que haya sido imputada, procesada o condenada como autora, coautora, instigadora o cómplice del delito de homicidio cometido contra la progenitora de las niñas, niños y adolescentes”, remarca el proyecto de ley.

“No existe ninguna causa de extinción de su percepción, con excepción del sobreseimiento o absolución del progenitor imputado o procesado”, se plasma en la iniciativa.

El mecanismo

Tras la resolución, el juez deberá comunicar la decisión al organismo encargado de abonar la reparación económica. Sin más trámite, se debe acreditar el monto correspondiente, retroactivo a la fecha del fallecimiento de la madre de la niña, niño o adolescente.

La iniciativa salteña es similar a la denominada Ley Brisa, que quedó en medio camino en el Congreso nacional. También fija un subsidio para los hijos de las mujeres asesinadas con un monto equivalente a una jubilación mínima.

El caso Alderete marcó en Salta un ante y un después. El Estado debió indemnizar a Vanina, la única sobreviviente del asesinato de su mamá y sus dos hermanos, en agosto de 2004. Su madre había radicado varias denuncias policiales antes de morir acuchillada en un ataque de su pareja.
eltribuno.com