Acusan al Intendente de Rosario de la Frontera de entregar planes sociales truchos

Municipios

El intendente de Rosario de la Frontera, Gustavo Solís, se vio envuelto en un nuevo escándalo al ser acusado de entregar planes sociales truchos y de tener irregularidades en obras. Ante esto, estuvo hoy dando su descargo en Radio Pacífico. “Desde hace tiempo que se viene hablando en un intento permanente por desprestigiarme pero no nos pudieron ganar”, sostuvo.

El intendente acusó a funcionarios del gobierno de querer difamarlo. “Pusuieron de auditor a un funcionario dedicado a difamarme, ni siquiera tiene el título habilitante de auditor. Parece que molesta cuando alguien del interior trata de sacar un poco la cabeza”.

Por otro lado, Solís comentó que está dispuesto a prestar colaboración para que se esclarezcan los hechos por los que se lo acusa. “Tengo mucho apoyo de la gente, esta campaña de desprestigio tiene que ver más con las afuera de Rosario. Antes de político soy padre de familia, contador, y no estoy dispuesto a que nadie ensucie mi nombre”.

Al ser consultado por el diputado Gustavo Orozco, que fue quien pidió la intervención del municipio, el intendente mostró su malestar y dijo que “está desesperado ya se le acaba su mandato y tiene casi 40 causas. Pero yo no voy a subir al escenario a alguien que ya se ha subido y se ha comido una paliza electoral, es una persona que no respeta los derechos humanos, no vale la pena ni que lo tenga en consideración”.

Para finalizar, Solís culpó a Nicolás Demitrópulos, Coordinador Administrativo de la Gobernación, de ser quien lleva adelante la campaña de desprestigio hacia el municipio y la intendencia. “Anda llamando a medios, periodistas me informaron que hay operaciones para sacarme en primera página”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *