Mónica Menini: “la mitad mas uno de lo que dijo Mangione es mentira”

Aborto Politica

La abogada Mónica Menini, referente de Mujeres Católicas por el Derecho a Decidir, habló en Radio Pacífico sobre la nota que dio el doctor Federico Mangione, gerente del Hospital Público Materno Infantil, acerca del aborto en Salta.

“La repercusión de la entrevista fue muy grande porque la mitad más uno de lo que dice es mentira. Es un impacto realmente que un gerente de un hospital cometa una acción que es contraria administrativa, civil y penalmente, porque cuando uno mal informa sobre una práctica de salud, está cometiendo un delito”, sostuvo.

La doctora aseguró que la ley del aborto es clarísima respecto al acceso a la práctica. “La ley dice que el sistema en su totalidad, el público, el privado, las obras sociales, tienen la obligación de dar acceso a la práctica. El problema que tiene Mangione en el hospital es que le están derivando la provincia entera y eso lo tiene que solucionar el Ministro de Salud de la Provincia”, expresó.

“Si una mujer se tiene que trasladar a la capital para hacerse un aborto, seguimos siendo ciudadanas de segunda todas las mujeres de Salta porque el sistema de salud no se organiza. Siempre existieron los abortos en Salta, pero antes se hacían clandestinamente, eso hoy no existe más en nuestro país. Salta se tiene que amoldar y dejar de pasar vergüenza con las mentiras y tonteras que dicen estos profesionales”, expresó molesta Menini.
Finalmente, respecto a la práctica del legrado de la que habló Mangione, la referente dijo que “el legrado es una práctica antigua, que la Organización Mundial de la Salud viene diciendo a los médicos que dejen de usarla. Si la siguen usando es porque les gusta torturar a las mujeres”.

El doctor Magione días atrás había dado unas declaraciones que resultaron bastante polémicas para un sector de la sociedad. Habló del problema que tienen en el hospital por la cantidad de casos de aborto que les derivan de clínicas privadas en las que los médicos son objetores de conciencia y no quieren realizar la práctica. Pero, además, dijo que la ley no tiene una fecha límite para realizar el aborto.

“Después de la 11a semana, tenemos un período de osificación del feto. Si yo hago un aborto, voy a ser crudo en esto, tengo que desarmar el feto. Ese feto se rompe en hueso y cartílago. Para poder sacar lo que es el famoso legrado se convierte en una gilette. Rompo el útero, rompo el tejido y termino dejando a una chica de 20 años con la imposibilidad de ser madre de por vida. ¿Estoy cuidando a la mujer ahí? me pregunto. Lo voy a decir porque si me van a sacar que me saquen, porque estoy diciendo la verdad y no porque estoy mintiendo”, sostuvo el médico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.