La primera oficina de salud intercultural de Argentina funciona en el hospital de Tartagal

Salud

En el hospital Juan Domingo Perón, de la ciudad de Tartagal, se inauguró la primera oficina de salud intercultural del país.

Del acto, participaron la subsecretaria de Medicina Social, Gabriela Dorigato; el director de Atención Primaria de la Salud, Juan Pablo Castillo; el gerente general del nosocomio, Pedro Urueña; el equipo de salud de esa institución y referentes originarios de diferentes comunidades de la zona.

Este espacio tiene por objetivo mejorar la accesibilidad al sistema de salud del paciente originario, cuenta con un espacio físico que funciona en el hospital, en el que se brinda contención a la persona y a su familia, desde la llegada, durante la permanencia en la institución y hasta su alta médica.

Además, se brinda información y asesoramiento en lenguas originarias, ya que cuenta con facilitadores interculturales bilingües, quienes articulan con los diferentes servicios y programas, a los que fuera necesario referir al paciente dentro del ámbito hospitalario, tanto en la atención ambulatoria como para la internación.

Este dispositivo, también podrá referenciar al paciente a otras instituciones, según la necesidad que se presente en cada caso, colaborando con el alojamiento de familiares, alimentación, registro civil, el traslado fuera de la emergencia, entre otros.

El equipo que conforma la oficina deberá realizar un censo diario de pacientes pertenecientes a pueblos originarios que se asisten en el hospital. También, tendrá que elaborar un diagnóstico de barreras en el acceso a la salud, desde la mirada indígena.

Dorigato destacó la importancia de contar con esta oficina en el hospital de Tartagal. “Somos pioneros en la Argentina en contar con un espacio que asegure el derecho a la salud y el bienestar de las poblaciones originarias, con empatía y comprensión, para que se sientan parte del hospital, se los acompañe respetando su cosmovisión y guiándolos en lo que necesiten”, expresó.

Agregó que, entre las problemáticas de acceso a la salud que refieren los pueblos originarios se encuentran las barreras administrativas, como el acceso a los turnos, medicamentos y trámites para gestión de estudios complementarios; barreras culturales como prejuicios, discriminación y dificultades relacionadas con la comunicación; barreras estructurales, vinculadas con la utilización de los espacios y tiempos; y las barreras geográficas y financieras.

“Con esta oficina demostramos que tenemos un Estado presente, con un hospital que es igual e inclusivo para todos sus pacientes, brindando la misma calidad de atención y oportunidades para cada persona que asiste a el”, finalizó la funcionaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *