Se reanudó el juicio por la muerte de 43 gendarmes en Salta

Justicia

En una entrevista exclusiva con FM Pacífico, Mauricio Arraigada, abogado que representa a 23 familiares de los gendarmes fallecidos en el trágico accidente de 2015, compartió sus pensamientos antes del reinicio del juicio. El siniestro, que ocurrió el 14 de diciembre de 2015 en la ruta nacional 34, cerca de Rosario de la Frontera, Salta, se cobró la vida de 43 gendarmes que viajaban hacia Jujuy por orden de Patricia Bullrich, entonces ministra de Seguridad.

El juicio, que comenzó en noviembre de 2021, fue suspendido debido a irregularidades atribuidas a los demandantes por el Tribunal Federal Oral N° 2 de Salta. Los imputados incluyen al suboficial mayor Ricardo Ernesto Villasanti, el comandante Juan Carlos German, el comandante Juan Carlos Bordón, el comandante mayor Elio Rafael Martínez y el comandante principal Ramón Antonio Maidana, todos presuntamente responsables penal y civilmente del accidente.

Arraigada comenzó la entrevista señalando: «Estamos en el desarrollo del nuevo debate en el cual se está juzgando a 5 jefes de la gendarmería por presuntos accionares ilícitos que llevaron a este estrago por dolo eventual.»

El abogado expresó su preocupación por la falta de consideración hacia la vida de los gendarmes, afirmando: «Ayer escuchaba la situación de San Martín de los Andes y notaba de nuevo el gran desprecio a la vida que tienen los jefes del ejército porque hay que observar las víctimas fatales y no hay ningún jefe que se trasladara en un camión.»

Arraigada también enfatizó la inadecuación del vehículo en el que viajaban los integrantes del ejército que fallecieron ayer en la tragedia de San Martín de los Andes, diciendo: «La lógica es fácil que es que un camión no es para transportar personas, además dudo que este camión contara con verificación técnica vehicular para circular, como pasó con el colectivo de gendarmería. Solamente está permitido transportar tropas en camiones en una situación de estado bélico o de extrema fuerza mayor, no es para hacer maniobras de pruebas. No está permitido. Un accidente montados en un camión que es para transportar materiales, las chances de sobrevivencia son prácticamente nulas.»

El abogado argumentó que la suspensión previa del juicio fue un error del tribunal, afirmando: «Es un error del tribunal que se haya suspendido la vez pasada. Cargaron responsabilidades de control judicial a las querellas, defensas y actores civiles. Esta situación ha generado a los familiares directos de las víctimas una revictimización y una ofuscación de los familiares.»

Arraigada también criticó la falta de supervisión judicial adecuada en el proceso, diciendo: «Cuando llega una causa a un tribunal para llevar adelante el juicio, quienes tienen la obligación de controlar que se cumpla con todos los requisitos son los jueces, no pueden poner esa carga a la querella. Ellos tienen que garantizar que se den todas las condiciones a nivel constitucional para evitar nulidades.»

El abogado concluyó diciendo que el proceso judicial será largo y complejo, con diversas presentaciones por parte de las querellas, el Ministerio Público Fiscal y la defensa. El juicio se llevará a cabo los viernes, desde las 8 de la mañana hasta la 1 de la tarde, hasta que se agoten todas las etapas de la investigación y se haga justicia en este trágico suceso que conmocionó al país en 2015.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *