Bono a trabajadores privados: los empresarios rechazan el pago y aseguran que no fueron consultados

Nacionales

Desde CAME y la UIA mostraron preocupación por la decisión del Gobierno. Aseguran que la situación para el sector es “crítica”. El sector Pyme, el más complicado.

Luego de que el Gobierno nacional impulsara el pago de un bono de $5000 con los representantes de la CGT, las cámaras empresarias se mostraron reticentes para hacer frente a esa compensación y auguran serias dificultades.

Desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) aseguraron que la situación es «crítica» y pidieron ser parte de las negociaciones. 

«Muchas Pymes están en una situación crítica. Lo de los bonos está muy difícil. En el sector privado, hay 160.000 puestos de trabajo menos en un año», sostuvo en declaraciones a radio La Red el secretario de prensa de esa cámara, Pedro Cascales.

«El año pasado las ventas cayeron a pesar del bono. Si le preguntas a la gente qué hizo con el bono, te dicen que lo usaron para pagar deudas», agregó.

Además, el dirigente pidió que el bono sea «a cuenta de algún impuesto, como puede ser aportes patronales, o a cuenta de futuros aumentos» para morigerar su impacto.

Según estimó, una Pyme que tiene 20 empleados deberá disponer de $100 mil extra para hacer frente al bono de sus trabajadores.

Argumentos similares ofreció el vicepresidente de la Unión Industrial Argentina, Daniel Funes de Rioja: «Pensar en pagar los $5.000 es peligroso porque compromete a empresas y empleo».

En declaraciones a El Destape Radio, el empresario detalló su negativa: «Técnicamente está el camino de las paritarias, jurídicamente la UIA no puede obligar a sus miembros y en tercer lugar hay muchas que no podrán hacerlo«.

El presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal) subrayó que «no se puede aplicar a las Pymes y economías regionales los mismos criterios que a las empresas grandes». 

Por su parte, la Unión de Emprendedores de la República Argentina emitió un duro comunicado contra la decisión del Gobierno, en el que mostró preocupación por la situación y rechazó el bono.

«Desde nuestra organización manifestamos una real preocupación a que el Gobierno y las organizaciones sindicales sigan tomando decisiones con una absoluta inconciencia de la realidad del país», sostiene la entidad que preside Rodolfo Llanos.

Luego, se pregunta con tono crítico: «¿Qué comercio, emprendedor o Pyme al que le cayeron las ventas, le subieron los alquileres y servicios, se rompió la cadena de pagos, la AFIP le embarga las cuentas, paga tasas de 100% por usar el descubierto y no tiene acceso al crédito, va a poder pagar este bono?».

«En definitiva es violencia institucional contra las Pymes, comercios y emprendedores obligar a que en medio de esta crisis debamos pagar un bono que no tenemos forma de financiarlo», concluyó Llanos.

El martes, Sica había destacado que esperarán la publicación del índice de inflación -que se conocerá este jueves- para terminar de definir el monto. En su cartera remarcaron que una opción sería concretar el pago en dos tramos.

Este miércoles, el propio Macri reclamó al sector empresario «poner al hombro» y abonar la compensación a los empleados del sector privado. 

Sin embargo, todo está sujeto a las conversaciones que el ministro emprenderá con los empresarios antes de volver a reunirse con la CGT. Hasta el momento, solo es seguro que el bono no tendrá carácter remunerativo.

Fuente: Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *