El cura Rosa Torino recibía dinero de «El Chapo» Guzmán

Nacionales

La periodista Miriam Lewin, continúa con las investigaciones referidas a la causa del cura Rosa Torino y brindó detalles de donde provenía el dinero destinado a las obras de beneficencia.

Como ya se sabe, la Congregación de los Hermanos Discípulos de Jesús de San Juan Bautista- que tiene como fundador al Cura Agustín Rosa Torino- actualmente posee casas repartidas en distintas partes del mundo, que hicieron sospechar el manejo administrativo del sacerdote por la cantidad de inmuebles a su cargo.

Por ende, cuando inició la causa judicial contra Rosa Torino un emisario del Vaticano lo desplazó de su cargo y ahora, una reciente investigación periodística efectuada por la periodista Miriam Lewin lo vincula a Rosa Torino a otra causa referida a la malversación de dinero proveniente del narcotráfico.

La periodista contó a FM Pacífico que «ayer se conoció el posible cierre de la rama masculina de la congregación» pero que intentan comunicarse con el comisario pontificio Monseñor Martín de Elizalde, para ver que evaluó el vaticano.

«Tratamos de comunicarnos con el comisiario pontificio, no nos atendio e intentamos comunicarnos con ex integrantes de la congregación que habían vivido en México para ver si haban percibido en algun momento en alguna operación que sea compatible con el lavado de activos».

La periodista comentó que las fuentes que están sirviendo a su investigación se encuentran «atemorizadas» por las posibles repercusiones que tenga el caso. Sin embargo, dijo la periodista, una de ellas «nos confirmó que en una oportunidad había sido forzada a ingresar en un vuelo 30 mil dólares y que se juró no volverlo a realizar . Nos relató anécdotas de su vida en la comunidad en México que eran compatibles con las operaciones del narcotráfico. Es decir, esta persona había acudido en distintas oportunidades a realizar bendiciones a campos o fincas en lugares donde había gente que portaba armas blancas, gente que hacia ostentación de mucho dinero y confort , sin que se supieran de donde procedían», explayó.

Además, Lewin, contó que una de su fuente le había manifestado que «dos hermanos fueron a bendecir supuestamente una finca y le preguntaron a la gente del lugar a que se dedicaban y le dijeron que tenían campitos de oveja» (de forma sarcástica).

La periodista agregó que la misma persona relató que «una de estas personas de actividad económica oscura financió la realización completa de una casa de retiro y cuando volvieron a ver a esa persona para una donación de sillas se enteraron que había sido detenida (…) Y también contó que una vez en una tormenta se destruyo el techo del Convento… un señor muy amable que se hacia presente siempre  se ofreció a donar esos 50 mil dólares que se necesitaba para la reparación, y el día anterior a la donación esa persona fue arrestada y que se trataba de «El Chapo» Guzmán.

Lo irónico del caso, es que esas personas que realizaban donaciones eran «muy creyentes» y «ante importantes operativos se apersonaban a la parroquia a pedir la bendición», detalló Lewin.

Otra de los detalles expuestos en la investigación es que «esa plata también llegaba a la Argentina en vuelos y ésta fuente me confirma que en una ocasión rellenaron una imagen, una estatua de la Virgen de Guadalupe con dólares y sus hermanos le revelaron que llevaban en la ropa interior o en los bolsillos el dinero», refirió la periodista.

En cuanto al modus operandi del cura Rosa Torino, Lewin contó que su función siempre fue » hacerse cargo de establecimientos de la iglesia católica que estaban prácticamente abandonados porque ellos tenían facilidad para recibir donaciones, lo hicieron en España, Chile y en varios puntos de la Argentina» lo cual facilitaba todo tipo de manoseo y abuso no sólo de poder económico, y de poder ,sino también de contenido sexual.

«Hay una especie de modus operandi, el no solo era abusador, sino que toleraba y facilitaba las condiciones para que los chicos sean abusados (…) hay por lo menos indicios de que habría habido no sólo abuso en manos de Rosa Torino sino también de sus acólitos».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *