Seis años de prisión para un detenido que abusó de otro en una celda

Policial

Normando Isaac Aylán (34), alias “Cabra” o “Chiva”, fue condenado a la pena de seis años de prisión efectiva por el delito de abuso sexual con acceso carnal. El imputado permanecerá alojado en la Unidad Carcelaria 1.

En agosto de 2018, Aylán se encontraba junto a otros tres detenidos en una celda del subsuelo de la Alcaidía General de la Ciudad Judicial, a la espera de ser trasladados para el cumplimiento de diferentes trámites procesales. En la misma celda se encontraba el damnificado, R. W. M. Mientras aguardaban comenzaron a conversar y la víctima les comentó que se encontraba detenido por el delito de abuso sexual. Al enterarse de esto, “Chiva” Aylán, con ayuda de los otros tres sujetos, abusó sexualmente de R. W. M.

En el fallo del juez Maximiliano Troyano, vocal de la Sala IV del Tribunal de Juicio, también fue condenado Mauricio Nicolás Heredia (28) a la pena de dos años de prisión de ejecución condicional por el delito de encubrimiento. El juez ordenó la libertad del imputado y le fijó reglas de conducta que deberá cumplir durante dos años.

Por el mismo delito resultó condenado José Esteban Mendieta (29) a la pena de dos años de prisión efectiva, por lo que se ordenó que continúe alojado en la Unidad Carcelaria local.

También por encubrimiento fue condenado Elio Antonio Matías Guzmán o Juan Antonio Bortoni o Elías Matías Guzmán o Juan Antonio Matías Guzmán a la pena de dos años de prisión efectiva. El imputado permanecerá alojado en la Unidad Carcelaria 1.

Las reglas de conducta que deberá cumplir Mauricio Nicolás Heredia, condenado a prisión en suspenso, son las siguientes: fijar residencia e informar al tribunal todo cambio de domicilio; no cometer nuevo hecho que pueda ser considerado delito; abstenerse de usar estupefacientes y de abusar de bebidas alcohólicas; prohibición de acercamiento a un radio menor de 300 metros al damnificado y a su grupo familiar; prohibición de ejercer actos de violencia física, psíquica o de cualquier clase en contra del damnificado y de su grupo familiar; prohibición de mantener contacto por cualquier medio con la víctima por cualquier medio o a través de terceras personas; someterse al cuidado del Programa de inserción social y supervisión de presos y liberados.

El juez recomendó al director del Servicio Penitenciario que se le brinde tratamiento psicoterapéutico a los imputados por la naturaleza del hecho por el cual resultaron condenados y por el consumo de bebidas alcohólicas o de sustancias estupefacientes.

Finalmente el juez ordenó que el condenado Isaac Normando Aylán sea examinado por un médico del Poder Judicial para la obtención de sus señas particulares y que, a través del CIF, se le extraigan muestras de ADN, previa asignación del DUIG correspondiente, para su posterior incorporación al Banco de Datos Genéticos.   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *