Tras 13 años, exigen que se realice el juicio por el crimen de Liliana Ledesma

Provincia

Luego de que se suspendiera la audiencia, la mamá de la víctima se hizo presente para reforzar nuevamente el pedido de justicia.

En el día de ayer fue suspendida la audiencia de debate que estaba programada para las 8:30 de la mañana y que se estimaba, termine a las 10 de la mañana del próximo viernes.

En un primer momento el juzgado expuso al abogado defensor de la familia, Dr. David Leiva,  que el tribunal de juicio tenía fijada otra audiencia a la misma hora. Sin embargo, el abogado defensor de los hermanos Castedo, había presentado el día martes una serie de pedidos escritos que solicitaban la interrupción de la audiencia, la cual todavía no tiene fijada una nueva fecha.

La defensa de los Castedo a través de un pedido de apelación con casación de subsidio, pidió la incorporación de pruebas a la causa, que durante el período de instrucción no se incluyeron en el expediente, y que considera que podrían ser vitales para la defensa de sus clientes.

Por su parte, Hélida Romero, se hizo presente a través de FM Pacífico para recordar a todos los ciudadanos que  “todo lo que hablan y dicen de su hija es mentira” y que en realidad “a ellos no les gustó lo que su hija denunció” porque  para ella todo lo que su hija reveló era verdad y que de a poco “fue saliendo a la luz”.

Al mismo tiempo agregó que “ellos eran los grandes narcotraficantes”  y que siguen queriendo presentar pruebas pero que en realidad  esas pruebas tienen que ver con personas que están pagadas por los Castedo: “cuando terminó de procesarlo el juez Aramayo de Tartagal, han presentado tres bolivianos, que no sé de dónde la conocían a mi hija. Trajeron un fiscal, un policía y uno más. Yo le pregunte a uno, cuánto le estaban pagando los Castedo, y le dije que un testigo falso en Argentina va preso, y ahí se bajó y subió otro”.

Por otro lado, calificó al abogado defensor de los Castedo como “sucio” y que no sabe “cómo va hacer para defender a esos narcos”.

Por último, remarcó que su hija es completamente inocente y culminó diciendo “Si mi hija fuera narco, hubiese estado presa y no muerta”.

Pruebas contra Raúl Amadeo y Delfín Reynaldo Castedo

En comunicación con FM Pacífico, el abogado que representa a la familia de Liliana Ledesma, David Leiva, nombró algunas de las pruebas principales que involucran a los hermanos Castedo en la causa.

Entre ellas se habla de “llamadas telefónicas antes, durante e inmediatamente después del crimen entre los imputados que fueron condenados en el juicio anterior y los Castedo”.

A eso se le suman las declaraciones que en su momento Liliana anunció a través de FM Noticias, entre las que se remarca  “si me pasa algo la culpa va a ser de Aparicio y de los hermano Castedo”.

Por otro lado, el abogado resalta que Liliana no sólo tenía problemas con los Castedo y Aparicio, quienes en su momento le cerraban la finca, sino que ella “comienza a denunciar a los Castedo diciendo que en su casa había cocina de drogas. Ésta es la causa del crimen de Liliana y por eso es que cuando la matan, le hacen una cruz en la boca”.

Foto: El Intransigente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *