Tras el femicidio en Cerrillos, ordenan la detención del agente a cargo de la custodia

Policial

Esta mañana, un agente de la Policía, de 31 años, le disparó a la madre de sus tres hijos y luego se quitó la vida. La mujer contaba con guardia ante la agresiones sufridas por su expareja.

En el marco de la investigación que se lleva adelante por el femicidio de Liliana del Valle Flores en barrio Los Paraísos, Cerrillos, el fiscal penal Gustavo Torres ordenó la detención del policía que estaba a cargo de la custodia para proteger a Liliana del Valle Flores, la joven de 25 años que este martes fue asesinada de un disparo por su expareja, efectivo de la Policía de la Provincia, Hedgar Exequiel Almirón, de 31 años.

Esta madrugada, Almirón, se presentó en la vivienda de sus hijos, agredió y amenazó a la mujer y se dio a la fuga. Ella dio aviso a la Policía y se le asignó una consigna policial. Alrededor de las 7, el efectivo que se encontraba en la puerta de la casa, escuchó la detonación de un arma de fuego y cuando ingresó, Liliana del Valle Flores, se encontraba herida y su expareja se disparó en la cabeza.

El pedido de Torres Rubelt obedece a que en el hecho de violencia familiar que se registró previamente al homicidio, la mujer denunció que su expareja la había golpeado y amenazado con el arma de fuego y la consulta atendida por la Fiscalía Penal de Cerrillos, generó la directiva de que se asigne una consigna fija y personal a la damnificada hasta que sea habido Almirón, que se encontraba prófugo.

Cuando se produjo el hecho, el efectivo afectado a la consigna, se encontraba en la puerta del domicilio y no se percató que Almirón ingresó por la parte posterior y solo se alertó cuando sintió disparos y al ingresar a la vivienda, la mujer ya estaba herida y el agresor se disparó con el arma de fuego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *